Tribuna Campeche

Diario Independiente

El activista político, Álvaro Omar Chiquini Cu, reprochó que al asumir el poder, Layda Sansores trajo la peste de foráneos que incrustó como los responsables de diversas áreas, y sólo se han dedicado a saquear el erario.

Rechazan a Layda porque es corrupta

Da click para más información

 

DEBE RENUNCIAR, PUES SU GOBIERNO ES EL PEOR, EXIGE ÁLVARO CHIQUINI CU

El rechazo y repudio que los ciudadanos han patentizado contra la gobernadora Layda Elena Sansores San Román es por su fallido Gobierno, mal llamado de la cuarta transformación, carcomido por la corrupción y el desprecio a los campechanos, que la ubican como la campeona en corrupción según las encuestas más recientes, asentó el activista político, Álvaro Omar Chiquini Cu.

“Layda Sansores, al asumir el poder, trajo la peste de foráneos que incrustó como los responsables de las diversas secretarías, dependencias y organismos de la administración pública estatal, quienes sólo se han dedicado a saquear el erario, comenzando por la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, quien ha dejado mucho qué desear como titular de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) por los nulos resultados y complacencia con el crimen organizado que se arraiga en la entidad”.

Y consideró que los resultados de una encuestadora en la que aparece Layda Sansores en el primer lugar del ranking de corrupción no están alejados de la realidad, puesto que en los 15 meses que lleva en el cargo, los campechanos perciben que su Gobierno es corrupto, ya que de un presupuesto de 22 mil millones de pesos no se hizo ninguna obra, y la entidad está en retroceso en materia económica.

“No están equivocados los campechanos que creen que la gobernadora está relacionada con la corrupción, y es la peor en el país. La mafia de foráneos está sangrando las arcas estatales, mientras los ciudadanos son arrastrados a la pobreza, desempleo, marginación y abandono. Layda Sansores debe renunciar, su Gobierno es el peor. No ha dado resultados, y ha cedido el territorio estatal al crimen organizado”.