Tribuna Campeche

Diario Independiente

Diputados vuelven a intercambiar insultos

Da click para más información

Entre descalificaciones y acusaciones de cínicos, bandidos, corruptos y ladrones entre diputados de Morena, PRI y MOCI, quienes protagonizaron álgido y prolongado debate, el pleno del Congreso  aprobó con el voto de legisladores naranjas y morenistas y sus aliados del PAN y los independientes, la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal 2023 por 24 mil 826 millones 718 mil 921 pesos, y expidió a las prisas la cuestionada Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado de Campeche y sus Municipios, a la que llamaron fraudulenta.

En la XVIII sesión ordinaria que duró cinco horas, con cuatro votos en contra de diputados priístas y 24 favor, los legisladores morenistas, mocistas, panistas e independientes autorizaron a la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, sus ingresos para el próximo año por 11.08 por ciento más respecto a 2022.

Los legisdores del PRI, Morena y Moci protagonizaron un debate previo a la votación del dictamen para expedir la Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado de Campeche y sus Municipios, la que calificaron como fraudulenta, porque no garantiza la reparación en la totalidad al ciudadano que sufra afectación por negligencia del Estado.

Criticaron que  la hayan sometido a la aprobación del Pleno de manera desesperada, a fin de evitar sanciones, ya que el Congreso tiene como plazo hasta el 20 de este mes para sacar esta normatividad o serían cesados de sus cargos como integrantes de esta Legislatura.

El diputado priísta Ricardo Miguel Medina Farfán, acusó que a la bancada de Morena no le importan los ciudadanos, ya que ellos promovieron una iniciativa de esta ley, pero la mandaron a la congeladora, y ante la presión por orden de un juez de emplazarlos para que la aprueben, hace dos semanas presentaron su propuesta a su modo y le dan preferencia.

El diputado por Morena, Antonio Jiménez, acusó de demencia a los priístas, porque en 20 años no sacaron esta ley y fueron los responsables de que llegaran hasta este momento para erigirse como héroes. Medina Farfán le respondió que es un ignorante y le pidió que estudie la historia para argumentar, pues sólo justifican y debaten con cuestiones del pasado. Éste le dijo cínico.

Medina Farfán cuestionó a los legisladores morenistas por aprobar una ley al vapor que no beneficia a los ciudadanos que son víctimas de daños por el Estado, y que pretenden que se aplique hasta 2024. Los morenistas justificaron que se considera de esta manera para que sea el próximo año cuando se contemple un fondo de por lo menos cinco millones de pesos.

El panista Pedro Cámara Castillo se puso del lado de los morenistas y recordó que Medina Farfán fue secretario de Gobierno, y se le olvida que los priístas rechazaron las propuestas de la oposición relativas a esta ley, y es necesario aprobarla, ya que será como un plan piloto.

Elisa Hernández Romero acusó a los priístas de ladrones y corruptos, porque se les olvida que ellos son los que saquearon a Campeche, postura que secundó su homólogo César González David, quien afirmó en tono soberbio, que las cosas en el Congreso se hacen al modo de los morenistas, porque ellos mandan.

Karla Toledo Zamora repuso que los ciudadanos no se merecen ser pruebas piloto ni conejillos de indias. Mónica Fernández Montúfar indicó que la celeridad del proceso legislativo no responde al interés ciudadano, pues derivan de las notificaciones de juzgados para sacar esta ley, las cuales fueron recibidas en el Congreso el 27 de septiembre y 10 de octubre de este año y Morena promovió la iniciativa el cuatro de noviembre. A los diputados de Morena no les importa los ciudadanos, sólo aprueban leyes que benefician a la gobernadora, subrayó.