Tribuna Campeche

Diario Independiente

Abarrotan miles el Paseo de los Reyes

Da click para más información

Miles de campechanos saturaron desde el mediodía de ayer los aproximadamente 600 puestos instalados en el “Paseo de los Reyes” que se realizó en la avenida ‘16 de Septiembre’, para llevarse desde una bolsa de dulces hasta modernos juguetes de alto valor, y cumplir la fantasía de sus hijos de recibir algún presente de Melchor, Gaspar y Baltazar. Las ventas continuarán hoy hasta las 5 de la tarde.

A lo largo de kilómetro y medio de derrotero, que abarcó desde el Jardín Botánico ‘X’muchHaltún’ hasta el Palacio de Gobierno, los reyes magos campechanos recorrieron todos los puestos para llevarse el regalo ideal para sus hijos, sobrinos, nietos o entenados.

Por segundo año consecutivo, y luego de suspenderse un año debido a la pandemia del Covid-19 y al alto número de contagios reportados por la Secretaría de Salud (SSA) este 2023 mamás y papás salieron, la mayoría sin cubrebocas y soportando jalones y empujones, a la compra con los reyes y así llevarle felicidad a sus hijos.

Bajo la mirada de inspectores de la Subdirección de Mercados del Ayuntamiento de Campeche, para evitar la comercialización de animales, pirotecnia y bebidas alcohólicas, así como la reventa de espacios, los locatarios y comerciantes foráneos ofrecieron calcetines, toallas, ropa para bebé y perros, maceteros, sillas, tocadores y cajoneras de madera, focos luminosos, imágenes religiosas, mochilas, bicicletas, patines del diablo, tabletas, fundas para celular, bocinas, tabletas, hasta Rosca de Reyes y cerveza de raíz.

Elementos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) mantuvieron rondines de vigilancia en los alrededores para prevenir algún delito, mientras que la Fiscalía General del Estado (Fgecam) instaló un módulo itinerante, donde personal estuvo atento para recibir alguna denuncia, y verificadores de la Procuradoría Federal del Consumidor (Profeco) también caminaron la arteria para evitar abusos de los vendedores hacia los consumidores.

Sin incidentes, pese a las aglomeraciones provocadas por la multitud, los reyes magos caminaron de ida y vuelta el derrotero desde la tarde hasta las primeras horas de hoy, viendo y comparando precios de productos, unos sólo mirando sin animarse, aunque otros adquirieron sus juguetes y huyeron para evitar los empujones que comúnmente se registran durante este tradicional paseo.

Para los comerciantes de la calle 59 y aledañas del Centro Histórico fue un ‹día normal›, pese a que algunos, principalmente los que se dedican a la venta de juguetes, colocaron algunos de sus productos fuera de sus locales y bocinas para atraer la atención de los compradores, que la mayoría pasaba de largo, buscando llegar al ‹Paseo de Reyes›.