Tribuna Campeche

Diario Independiente

Liberan por la fuerza bloqueo contra el Tren

Da click para más información

DOS DETENIDOS Y AL MENOS TRES GOLPEADOS; PARTICIPARON MÁS DE 100 ELEMENTOS POLICIACOS

CANDELARIA.— Con uso excesivo de la fuerza pública, elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado apoyados por Elementos del Ejército Mexicano, policías estatales y efectivos de la Guardia Nacional (GN) liberaron el bloqueo que mantenían pobladores de Paraíso Nuevo desde hacía casi dos meses.

En megaoperativo realizado al mediodía, participaron cinco unidades de la Fiscalía estatal con al menos 40 elementos fuertemente armados, dos del Ejército Mexicano y alrededor de 16 efectivos, dos patrullas de la Policía Estatal Preventiva con alrededor de 10 agentes, dos unidades de la Guardia Nacional con al menos 10 personas, así como tres camionetas de Fonatur.

Ingresaron sobre el trazo del Tren Maya y empezaron a liberar el tramo obstruido con malla ciclónica, palos y piedras, por lo cual, se apersonaron los manifestantes en su mayoría mujeres encabezados por su líder, el pastor Joel Jiménez Morales, para tratar de impedir la labor de los gendarmes.

Encabezaron el operativo conjunto Karla Guadalupe Sevilla Lizárraga, apoderada legal de Fonatur y José Antonio Huitz Ku, vicefiscal regional de la Zona Sur, aunque los manifestantes trataron de dialogar, fueron ignorados y sin hacer caso empezaron a levantar las mallas metálicas que estaban colocadas sobre el trazo del Tren Maya en señal de bloqueo, por lo que la gente trató de impedirlo y prácticamente la situación salió de control, pues hubo jaloneos, insultos y golpes.

Los elementos ministeriales, haciendo uso excesivo de la fuerza y sin razón válida, detuvieron al líder Joel Jiménez Morales y una persona más, por el hecho de tratar de impedir que liberaran el bloqueo, pero tampoco les dieron chance a entablar diálogo. Al parecer había consigna de detener al líder, para desarticular la manifestación que mantenían desde el 16 de noviembre del año pasado.

El pastor trataba de recibir una explicación del porqué esa actuación de parte de la Fiscalía, pues habían mantenido una manifestación pacífica y un acuerdo con Fonatur de una reunión para el próximo 12 de enero. Fue el propio vicefiscal regional, José Antonio Huitz Ku, quien dio la orden a los elementos para que levantaran a Jiménez Morales, por lo cual, la gente trató de evitarlo, y como se oponían también detuvieron a Naín Camacho López.

Entre varios elementos los revolcaron, posteriormente lo cargaron y los subieron a la góndola de una patrulla. Sin embargo, en las acciones un menor de edad fue lanzado al suelo por elementos de la Fiscalía, una mujer fue jaloneada y estuvo a punto de caer al suelo por tratar de evitar que se llevaran al pastor, pues alegaban que no había razón para ser sometido de esa manera con uso excesivo de la fuerza. Una señora de la tercera edad, y una mujer con bebé en brazos estuvieron a punto de ser aplastadas por las mallas metálicas que trataban de retirar los elementos policiacos.

Los elementos de Fiscalía retiraron y desmantelaron las mallas que obstruían el trazo del Tren Maya, también con apoyo de maquinaria retiraron mallas y rocas, para liberar el paso en la zona urbana del poblado. Mallas y estructuras metálicas fueron levantadas por un vehículo para evitar que los pobladores volvieran a colocarlas. Los detenidos fueron trasladados a la Fiscalía de Candelaria, y según trascendió, serían trasladados a la capital del Estado.

Tras la detención arbitraria del pastor Joel Jiménez Morales y de Naín Camacho López por parte de la Fiscalía General del Estado de Campeche, unos 20 pobladores de Paraíso Nuevo, se apostaron en las afueras de las Fiscalía en esta ciudad para exigir la liberación de estas dos personas, sin obtener respuesta.

Acusaron que Layda Sansores es cómplice de las acciones diversas que lastiman a los campechanos, sólo por satisfacer sus ambiciones políticas y pretender que se acepte las determinaciones de su guía Andrés Manuel López Obrador.