Tribuna Campeche

Diario Independiente

Rechaza Renato el acoso; hubo fallas

Da click para más información

DE “MUY INFORTUNADO” CALIFICA EL ALLANAMIENTO A LA CASA DEL ALCALDE CHENERO LARA CALDERÓN

El fiscal Renato Sales Heredia, admitió errores y fallas de los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en la violenta irrupción al domicilio del alcalde de Hopelchén, Emilio Lara Calderón, que calificó como “muy infortunado”, pues “no sabían que ahí vivía” y reveló que las pesquisas condujeron a ese Municipio con base en las declaraciones de los integrantes del Cartel de Sinaloa que fueron detenidos la semana pasada.

Abundó que un grupo delictivo vinculado con el Cártel de Sinaloa estaba incursionando en la ciudad, y en Hopelchén, donde estaban alineando a narcomenudistas de diferentes colonias y ejecutando a personas.

En Hopelchén están estas grandes extensiones de tierra y el tráfico aéreo por fumigación, que le permite a un grupo delictivo moverse, aterrizar y distribuir psicotrópicos y estupefacientes. Por eso estamos investigando y es una de las razones por las cuales Hopelchén está en la mira de los grupos.

La célula delictiva de Sinaloa que desmantelaron y sujetos detenidos en el penal de Kobén, aseguró, estaban generando homicidios y secuestros en la entidad para “alinear” narcomenudistas.

En Hopelchén confirmó que hicieron dos cateos, uno de ellos en la casa que habitaba el alcalde, y en ninguno de ellos encontraron algo, ni personas privadas de su libertad. Esta información de las “supuestas casas de seguridad” en Hopelchén la obtuvimos con la captura de los sicarios de la 20 de Noviembre y los cateos realizados con base al asesinato en diciembre pasado.

La información que nos conduce a la captura de estas personas nos llevan a esos domicilios también. Nosotros no sabíamos que ahí pernoctaba el presidente municipal. En Hopelchén se decía que él vivía con su familia, frente al parque con su mamá.

Al identificar al alcalde, expuso, los agentes ministeriales le informaron de la revisión domiciliaria, por lo que accede. Efectivamente suscribe el documento. Él dice que fue forzado, y la verdad es que no se le obliga, porque nadie le pone una pistola en la cabeza, aseguró, pese a la petición de Lara de hacer un examen grafoscópico para demostrar la falsedad de esa versión.

Sales Heredia, denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción por Lara Calderón por los presuntos delitos de allanamiento de morada, abusos y lo que resulte, admitió que fue una deficiente investigación de la Fiscalía General del Estado, pues reiteró que no sabían que en ese predio vive el alcalde.

Justificó que sus enviados actuaron sin tener información precisa de quién vivía en ese predio, donde causaron destrozos, pues de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad, está a nombre de otra persona, específicamente de una mujer y no del edil chenero. La información que posee la FGE es que vivía frente al parque, en el domicilio de sus padres.

Lo público y notorio es que se sabía que vivía frente al parque con su mama. No hay nada personal en contra del alcalde de Hopelchén. Fue una infortunada, muy infortunada coincidencia que estuviera pernoctando en ese domicilio, se excusó.

Negó que la intervención violenta en la casa donde vive el edil sea con tintes políticos, un acto de intimidación del Gobierno de Layda Sansores o el inicio de la persecución política, como ha sido calificado y denunciado por dirigentes partidistas, legisladores locales y actores políticos.

Rechazó que hayan actuado bajo la ilegalidad, puesto que el ingreso a la fuerza, causando destrozos al predio, se sustenta en una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que señala que “si hay una persona privada de su libertad, si hay flagrancia delictiva no requieres de la orden de cateo”.

Se cometieron errores y fallas. “Nosotros estamos dispuestos a reconocerlo, indemnizar y reparar los daños. Afortunadamente no hay vidas que lamentar. No hay pérdidas, ni lesiones o agravios mayores, que los daños materiales”.

Sin duda reconocemos la crisis que sucedía en los últimos meses del año pasado. Del primero al 31 de enero de 2022, la cifra más alta fue en noviembre, con 15 homicidios, y en diciembre con 13, expresó.