Tribuna Campeche

Diario Independiente

Asesinan a reo en penal de Kobén

Da click para más información

“Ellos me lo mataron”, señaló con el rostro desfigurado por el dolor María del Carmen Aké Pech, al afirmar que a su hijo C.A. del Á.M.A., (a) “El Chupas”, lo asesinaron y no se suicidó como pretenden simular las autoridades carcelarias, durante el incidente ocurrido la madrugada de ayer en el interior del Centro Penitenciario de San Francisco Kobén, que provocó disturbios.

“Primero le dieron de golpes, después lo machetearon y lo planearon, tenía heridas de arma blanca. Cuando estaba ya tirado le estaban por poner una soga para que vean que él se ahorcó, y no es así. Ellos lo mataron”, refirió María del Carmen a las afueras de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), donde esperaba que le entregaran el cuerpo.

Hay testigos del asesinato, un pariente de ella y el mejor amigo de su hijo “El Pany”, herido al pretender defenderlo, por lo que hubo una riña al interior de la cárcel.

Entre los supuestos asesinos se encuentra un custodio o elemento de la Policía Penitenciaria (PP), conocido como “La Tota”, además de los PPL “El Quico”, “El Suncho”, “El Gato”, “El Pollo” y “El Johny”, todos ellos detenidos.

Entre llanto, la mujer explicó que su hijo, de entre 26 y 27 años, estaba por cumplir con su condena de siete años de prisión por abuso de confianza. Le faltaban días para salir y para que fuera padre, pues se encuentra en estado de gestación su pareja.

El cuerpo de “El Chupas” fue encontrado ayer —entre las 6 y 7:00 horas—, luego de que algunos PPL escucharon sus gritos de auxilio durante la madrugada. Lo encontraron en el interior del baño de su galera SC-4. El disturbio generado fue controlado por el personal de la cárcel. No suspendieron las visitas.

Entre tanto, empezó a difundirse el rumor de que “El Chupas” había sido encontrado ahorcado, por lo que su mamá tras ir al penal decidió desmentir y afirmar que fue asesinado por las mismas personas que anteriormente lo golpearon.

Lo dejaron inconsciente y tirado por horas, hasta que finalmente lo trasladaron, por insistencia de ella al Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”. La madre del joven pidió justicia y exigió que se esclarezca el homicidio.