Tribuna Campeche

Diario Independiente

Patrón Bacab cobró en el sexenio priísta

Da click para más información

EXHIBEN EN REDES SOCIALES FACTURAS Y CAMIONETA DE RECIENTE ADQUISICIÓN

En redes sociales exhiben facturas que evidencian al vocero oficial de la gobernadora Layda Sansores San Román, Walther David Patrón Bacab, como uno de los que cobraba en el sexenio pasado priísta, en Morena y el PRI, como presunto prestanombre de Gerardo ‘Seso Loco’ Sánchez Sansores.

Lo anterior, como hizo en la Alcaldía Álvaro Obregón, cuando la hoy mandataria campechana era la autoridad de esa demarcación ubicada en la Ciudad de México.

Y es que hace unos días, el vocero del Gobierno del Estado arremetió contra varios de medios digitales independientes de comunicación, al acusarlos de haber cobrado “mucho dinero en el sexenio pasado” y dedicarse a generar noticias falsas.

Mencionó a La Neta de Campeche, que presentó pruebas y publicó facturas donde aparece Patrón Bacab, quien habría sido un facturero pagado por la entonces secretaria de Finanzas, América Azar Pérez, esposa de Seso Loco Sansores, sobrino de Layda Sansores.

“El vocero de Layda Sansores y futuro interno de la penitenciaría de la Ciudad de México, Walther David Patrón Bacab, afirma que La Neta de Campeche es uno de los medios que cobraban mucho dinero en el sexenio pasado, acusaciones que ha realizado a través de sus redes sociales sin presentar prueba alguna”, señala la publicación.

“Se ha demostrado a los ciudadanos que él y su creador Gerardo Sánchez ‘Seso’, cobraban groseras cantidades de dinero en las administraciones de Alejandro Moreno Cárdenas y Layda Sansores, motivo por el que hoy cuenta con una denuncia en su contra presentada por la diputada priísta Tania Larios”.

“La legisladora lo señala por presunto enriquecimiento ilícito, evasión fiscal, peculado, cohecho, delincuencia organizada, asociación delictuosa y operaciones con recursos provenientes de actos ilícitos, durante el periodo de Layda como titular de la Alcaldía Álvaro Obregón”, agrega.

Como se recordará, la diputada local de la Ciudad de México acusó a Patrón Bacab de recibir, por órdenes de Layda Sansores, tres millones 364 mil pesos y garantía de 435 mil pesos, cuando empezaba el proceso electoral 2020-2021.

También exhiben en redes que Patrón Bacab fue uno de los proveedores más beneficiados por el entonces gobernador Alejandro Moreno, con la compra y mantenimiento de equipos de cómputo, lo que fue pagado por la secretaria de Finanzas, América Azar, esposa de Gerardo Sánchez.

La factura con fecha 3 de octubre de 2017, revela que recibió 47 mil 125 pesos por una Mini Pc Beelink Bt3 Pro Atom X5Z835000. Es una de muchas que ingresó al Gobierno de Campeche con el RFC PABW890908FC2 y domicilio legal ubicado en Insurgentes Norte número 59, edificio 3, piso 2 de la colonia Buenavista, en la Alcaldía Cuauhtémoc.

Pero no sólo recibió recursos del erario de la Álvaro Obregón y del Gobierno de Moreno Cárdenas, sino también del PRI cuando éste contendió por la dirigencia nacional priísta, pues en 2019 celebró contratos con el tricolor para la campaña interna a la Presidencia y Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional, para el periodo 2019-2023.

El convenio marcado con el folio CCI/SSF/004-2019 revela que Patrón Bacab recibió 92 mil 800 pesos, y se comprometió legalmente a mantener confidencialidad por cinco años, a partir del contrato celebrado en junio de 2019, agrega la publicación del citado medio digital.

Además, al año siguiente, Layda Sansores como titular de la Alcaldía Alvaro Obregón le otorgó el contrato CAPS/2020-08/006, por más de un millón de pesos.

En redes sociales circularon imágenes de una camioneta Ford Territory negra, que habría adquirido recientemente Patrón Bacab, quien como vocero estatal cobra sueldo mensual bruto de 83 mil 313 pesos.

 

AUSENTE

Reporteros de TRIBUNA acudieron a las oficinas del vocero en el tercer piso del Palacio de Gobierno, para que responda a los señalamientos en su contra, pero como se ha vuelto costumbre, no estaba.

La secretaria señaló que había salido y no tenía hora de regreso.