Tribuna Campeche

Diario Independiente

Según cifras oficiales, durante el año pasado, debido a los accidentes carreteros se registraron tres mil 135 lesionados y 142 muertos.

Inseguras carreteras; prevalece impunidad

Da click para más información

CON TENDENCIA AL INCREMENTO EN LOS ÍNDICES DE RIESGO

La impunidad y la inseguridad crecieron en las carreteras federales de Campeche el año pasado, al cerrar con 56 rapiñas de mercancía, que dejaron 156 millones de pesos en pérdidas materiales, cifra que duplica las de 2021, que concluyó con 26 robos a tráileres volcados y 68 millones de pesos en pérdidas.

El 2022 concluyó con cuatro mil 460 percances, que arrojaron pérdidas materiales por 420 millones de pesos aproximadamente y tres mil 135 lesionados, de los cuales 399 accidentes provocaron conductores alcoholizados.

En mil 784 percances se vieron involucrados motociclistas, de los cuales 97 estaban ebrios, dos mil 189 resultaron heridos y 85 perdieron la vida, la mayoría en carreteras en algunos casos fueron menores de edad.

Con grupos más organizados dedicados al atraco de vehículos de carga, sobre todo en los Municipios de Carmen, Champotón y Hecelchakán, el año pasado empezó el robo de productos a los tráileres que se detuvieron por fallas mecánicas, sin que sus choferes recibieran apoyo de elementos de la Guardia Nacional, que sustituyó a la Policía Federal, que por décadas mantuvo más orden y vigilancia en las carreteras federales y estatales.

Carmen pasó de siete rapiñas en 2021 a 21 en 2022, de las cuales en tres casos grupos organizados robaron a tractocamiones detenidos por fallas mecánicas. Esos incidentes comienzan a verse como algo natural. La autoridad que pudiera poner orden y resguardar la mercancía, generalmente no llega en auxilio del atracado.

El mismo fenómeno se registró en Champotón, que pasó de ocho robos de mercancía en 2021 a once el año pasado, con dos atracos a camiones que se detuvieron por fallas en sus motores. En Escárcega en 2021 hubo tres casos de rapiña a tráileres volcados, que aumentó a once en 2021 y en dos casos ocurrió por simples cambios de llantas.

Luego están los Municipios de Tenabo con dos rapiñas, Calkiní con dos, Campeche, Hopelchén, Seybaplaya y Dzitbalché cada uno con un caso de robo de mercancía.

 

Cifras

156 mdp en pérdidas debido a 56 rapiñas.
4,460 accidentes dejan 420 mdp en daños.
Saldo de 3,135 lesionados y 142 muertos.
Murieron 85 motociclistas por volcaduras.

 

POR PERCANCES, 142 DEFUNCIONES

El año pasado aumentaron las muertes por accidentes en Campeche, con 142, la mayoría de motociclistas con 85, en comparación con el 2021, que cerró con 137, de los cuales 70 fueron motonetos. Las pérdidas rebasaron los 420 millones de pesos.

Esta tendencia sigue desde la llegada de la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez a la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), ya que en 2020 los fallecimientos por percances viales fueron de 93, siendo 52 motorizados.

Es decir, que ahora con la actual Administración mueren por hechos de tránsito 11 campechanos cada mes, cuando en los anteriores gobiernos era entre seis y siete por año.

En 2021 Campeche cerró con cuatro mil 904 accidentes con resultado de tres mil 557 lesionados, y 470 hechos fueron ocasionados por guiadores ebrios, de los cuales 150 fueron motorizados. En ese entonces dos mil 86 motociclistas se accidentaron, con dos mil 577 lesionados y 70 muertos.

 

En Municipios creció cifra de accidentados

Campeche fue el Municipio que concluyó el año pasado con más accidentes en la entidad, al sumar mil 894, que dejaron mil 144 heridos, 25 muertos y 158 hechos viales fueron provocados por guiadores ebrios. En 748 se vieron involucrados motociclistas, 50 en estado de ebriedad, con saldo de 888 heridos y 15 muertos.

Carmen le sigue con mil 554 percances con resultado de mil 030 heridos y 28 fallecidos, en los cuales 139 se involucraron conductores en estado de ebriedad. En 586 percances se vieron involucrados motociclistas, al salir 718 heridos y morir 15 en estado de ebriedad.

En tercer lugar está Escárcega, que concluyó el año pasado con 314 accidentes con resultado de 344 lesionados, 24 muertos y 33 casos fueron ocasionados por conductores ebrios. Cerró con 164 accidentes de motos, que dejaron 231 lesionados y 16 muertos.

Luego está Calkiní con 142 percances, 13 provocados por guiadores alcoholizados, con resultado de 130 heridos y cuatro muertos. En 70 accidentes se involucraron motociclistas, de los cuales ocho estaban ebrios, 91 salieron heridos y tres fallecieron.

Champotón cerró con 132 hechos viales, cinco ocasionados por conductores ebrios, con saldo de 84 heridos y 12 muertos. En 52 casos se involucraron motociclistas, uno alcoholizado, con resultado de 63 heridos y ocho muertos.

En Candelaria hubo 118 accidentes, 16 ocasionados por conductores en estado de ebriedad y saldo de 105 heridos y 18 muertos. En cuanto a accidentes de motos, hubo 63, de los cuales 10 estaban borrachos, y salieron lesionados 75 y fallecieron 14.

Hopelchén cerró con 82 accidentes, nueve ocasionados por guiadores alcoholizados, con resultado de 61 lesionados y cuatro fallecidos. De estos 26 fueron motociclistas, cuatro ebrios, 30 heridos y murieron cuatro.

Tenabo acabó con 63 hechos de tránsito, de los cuales seis conductores estaban alcoholizados, al lesionarse 45 y fallecer seis. En 14 hechos se involucraron motociclistas, cuatro ebrios y 21 lesionados.

Calakmul concluyó con 46 percances, cinco ocasionados por conductores borrachos, con saldo de 88 heridos y 10 muertos. Fueron 23 motociclistas que se involucraron, uno alcoholizado, lesionados 22 y murieron siete.

Seybaplaya acabó con 45 hechos viales, cinco provocados por conductores alcoholizados, con saldo de 36 heridos y cuatro muertos. En 13 hechos viales se accidentaron motociclistas al lesionarse 19 personas y fallecer un sujeto.

Dzibalché cerró con 40 accidentes, seis ocasionados por guiadores ebrios, se lesionaron 44 y murieron tres. De éstos, 18 motociclistas se accidentaron, dos alcoholizados, se lesionaron 22 y uno murió.

En Hecelchakán se concluyó con 37 percances, cuatro ocasionados por abríos, con resultado de 24 heridos y tres muertos. Hubo seis accidentes de motos, dos por guiadores ebrios, con resultado de ocho heridos.

Palizada fue el Municipio con menos accidentes, al sumar dos, con resultado de un motociclista fallecido. Los percances sucedieron la mayoría por no respetar las señales de tránsito, otros por conducción a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, y en algunos casos menores de edad.