Tribuna Campeche

Diario Independiente

Por pandemia cerró el 60% de industrias

Da click para más información

DE 150 SÓLO QUEDARON 60, Y ESTE AÑO EL ESCENARIO ES CRÍTICO: CANACINTRA

Ante las complejidades actuales del escenario económico los industriales enfrentan serios problemas para mantener la planta productiva, y tras la pandemia, los organismos empresariales resintieron afectaciones, lo que se ha reflejado en la reducción de agremiados.

Así ocurrió con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Delegación Campeche, que de 150 socios que había antes del Covid-19 sólo quedan 60, es decir, el 60 por ciento bajó sus cortinas, lamentó el presidente de este organismo, Sergio Pérez Barrera.

Al asumir el cargo en sustitución de Esperanza de las Mercedes Ortega Azar, quien renunció para contender por la dirigencia nacional de la Canacintra, Pérez Barrera señaló que el escenario mundial que se presenta es complicado, y Campeche no es la excepción.

El reto es mantener la planta productiva, pues los organismos empresariales con la situación económica actual, pasan por un momento difícil en cuanto al número de agremiados, que cada vez se reduce por el cierre negocios e industrias.

El dirigente indicó que recibe este organismo sólo con 60 afiliados, derivado de factores ajenos a los exdirigentes, más bien es producto de la crisis económica y la pandemia que por dos años afectó a todos, pues en promedio al año se tenían 150 agremiados, aunque se ha ido recuperando paulatinamente.

“El reto es mantener la existencia de la Cámara. Nuestro compromiso es impulsar las pequeñas industrias que existen en el Estado, y brindarles el respaldo institucional para que no cierren”.

Desde la pandemia del Covid-19, el sector enfrentó el golpe más demoledor en el que muchos industriales bajaron cortinas, y los que se mantuvieron apenas logran sobrevivir.

Si bien las actividades han reiniciado en su totalidad, las condiciones económicas, el incremento al salario mínimo, la nueva jornada de vacaciones de los trabajadores, los impuestos y las cuotas del Seguro Social, se mantienen como las amenazas más peligrosas para el sostenimiento de las empresas, lamentó, y clamó que a nivel federal haya estímulos y beneficios fiscales, para sostener la planta productiva.

De lo contrario, advirtió Pérez Barrera, podría desatarse un incremento en el índice de despidos para que las empresas operen con lo básico, aunque este escenario no es el deseable, ante lo cual consideró que los gobierno Federal y Estatal deben voltear a ver al empresariado local para evitar el aumento del desempleo.