Tribuna Campeche

Diario Independiente

Celebra Iglesia victoria de Cristo sobre la muerte

Él vive y nos llama a seguirlo: obispo

“El bautismo es parte de la Vigilia Pascual, es realmente experimentar la muerte y la resurrección a una nueva vida”, manifestó el obispo José Francisco González González, durante la homilía en el que se conmemoró la resurrección de Jesucristo.


Señaló que en torno a esta solemnidad de Pascua, en varias parroquias de la Diócesis se van a administrar los Sacramentos de Iniciación Cristiana como lo son bautismo, confirmación y eucaristía, a jóvenes y adultos que se han preparado y son llamados catecúmenos.


“Cuando el Evangelio afirma que Jesús no está aquí, no es que sea un personaje del pasado; por eso la tumba no es su última morada. Si bien, el sepulcro vacío no es argumento para creer, él vive y, por eso, nos llama a seguirlo.


La Pascua es la vivencia de la alegría, porque Jesús no se quedó en el sepulcro; su cuerpo no experimentó la corrupción. Él es el principio y el fin, el alfa y omega”, mencionó.


Frente a la grey católica indicó que Jesús está unido al Padre y, por eso no pierde la vida, además, la narración evangélica clarifica como entrega su vida por amor; pero así, muriendo, destruyó el carácter definitivo de la muerte, porque en él estaba presente el carácter definitivo de la vida.


“Jesús resucitado entró y las tinieblas se volvieron luz. El bautismo es más que un baño o una purificación; es el nuevo nacimiento, es el inicio de una vida nueva.


Cabe aclarar que el bautismo no es un asunto del pasado, tampoco un rito de socialización eclesial o un ritual arcaico para ingresar a la Iglesia”, sostuvo.


González González indicó que no hay nada más satisfactorio para el hombre que estar con Dios y sólo Cristo resucitado puede llevarlo hacia arriba, hasta la unión con Dios, por eso el amor de Jesús por nosotros lo ha hecho descender, el amor es la fuerza con la que él asciende, y nos lleva consigo.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!