Tribuna Campeche

Diario Independiente

Obreros del Tren Maya bloquearon carretera

Acusan explotación laboral, bajos sueldos y hasta “tienda de raya”

ESCÁRCEGA.— Molestos por los malos tratos, incumplimiento en los contratos laborales, bajos salarios y corrupción de militares a cargo del tramo 7 —de Constitución a Lechugal— del Tren Maya, trabajadores cerraron ayer durante cinco horas la carretera federal a Xpujil, a la altura de la Junta Municipal de Centenario.
Denunciaron también el despido injustificado de más de 50 personas, y exigieron poner fin al hostigamiento, humillaciones y abusos de los responsables de la obra.


Alrededor de las 10 de la mañana, los obreros comenzaron a arremolinarse en la carretera federal, y al irse sumando más empleados decidieron cerrar la vía a la altura de la escuela secundaria, donde colocaron piedras y ramas de árboles y armaron valla humana, para impedir el paso de vehículos.
También exhibieron pancartas con leyendas como “Ratas los de la Sedena” y “No pagan horas extras”, entre otras. Suspendieron el bloqueo a las 3 de la tarde.


En cuestión de minutos se formaron largas filas de vehículos en ambos sentidos de la carretera. Una hora después llegaron elementos de la Guardia Nacional y de la Subsecretaria de Gobierno con sede en esta ciudad.


Los inconformes expusieron que no firman nómina, por lo cual no saben el pago neto de su salario; les otorgan dos mil 800 pesos en lugar de tres mil 200, no les hacen válidas las horas extras y los militares hacen lo que quieren, incluso el capitán de nombre Baltazar asignado a esta zona, los trata de forma déspota y prepotente. “Hay explotación laboral”, acusaron.


De acuerdo con el contrato, deben entrar a las 6:30 horas y salir a las 16:30, pero pasan las 17:00 y siguen en el trabajo porque el camión del transporte no llega.


“Nos prohibieron comprar abastecimiento en las tienditas, pues el capitán Baltazar, del Onceavo Regimiento, instaló un casino o especie de ‘tienda de raya‘ para venta de productos, para obligarnos a comprarle pese a los precios altos que impone”.


Revelaron que el contrato laboral incluye una hoja de renuncia de la cual no les dieron copia, incluso les quitaron los teléfonos al momento de rubricarla. No sabemos de su contenido, ni cuánto estipula como salario, pero hasta donde sabemos, los de la Sedena, en contubernio con la empresa constructora, se estarían apropiando de mil pesos por trabajador.


“Actualmente, ha habido más de 50 despidos injustificados. Al firmar contratos nos exigieron botas y pantalón de mezclilla, cuando en otros tramos entregan esos implementos a los empleados, y algunas personas hicieron el gasto pero no se los reconocieron”.


Pidieron investigar al capitán Baltazar, a quien tacharon de déspota y prepotente, por tratar con la punta del pie a los trabajadores. “Nos explota, nos hace laborar de más, incluso nos obliga a acarrear material y leña, lo que no está en nuestras obligaciones, y también a participar en apagar incendios forestales cuando estamos para el Tren Maya, no para Protección Civil”.

LOS ACUERDOS
Tras reunión con empleados de la Subsecretaría de Gobierno, se acordó que el salario sea uniforme, es decir, de acuerdo a la labor que realizan; que los contratistas tienen la obligación de leerles los contratos laborales y que el horario será conforme a la Ley Federal del Trabajo.
Además, se les proporcionará hidratación en los tramos del Tren Maya, les pagarán horas extras, siempre y cuando estén registradas, y por el momento no habrá despidos injustificados.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!