Tribuna Campeche

Diario Independiente

Vacío estuvo ayer el Palacio de Gobierno, gracias al “puente” autorizado por las autoridades gubernamentales.

Asueto en oficinas municipales y estatales, pese a no ser oficial

Alrededor de 11 mil trabajadores tuvieron su “puente”

Alrededor de ocho mil empleados de los tres órdenes de Gobierno y tres mil más del Ayuntamiento de Campeche, tuvieron ayer asueto pese a que el día de la batalla de Puebla no es descanso oficial, por lo cual no aplicó para trabajadores de la iniciativa privada.


Y es que con el 5 de mayo de este año se ajustaron 161 años del citado acontecimiento que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) describe como “una de las jornadas más gloriosas que registran nuestra historia patria”.


En el caso de los trabajadores, no es día de asueto, pues no lo contempla así la Ley Federal del Trabajo. Caso contrario con el día 1.


Así, por disposición de las autoridades campechanas, las oficinas y dependencias del Gobierno del Estado y de los poderes Legislativo y Judicial permanecieron cerradas, lo mismo que las del Ayuntamiento de Campeche.


En el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) hubo personal de guardia en la Central de Consignaciones de Pensión Alimenticia, ubicada en el edificio de Casa de Justicia, y en los juzgados de Control del Sistema Penal.


No hubo servicios en los demás juzgados, ni en la Sala de Audiencia Oral y el Centro de Justicia para Adolescentes.


Sólo hubo actividad en oficinas que ofrecen servicios de emergencia, seguridad pública, protección civil, funcionamiento y vigilancia de los Centros de Readaptación Social y unidades encargadas de servicios públicos, con personal mínimo o de guardia.


De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el lunes 1 de mayo, Día del Trabajo, fue el único de asueto oficial del mes.


La normativa tampoco contempla como feriados oficiales el 10 y 15 de mayo, días de la Madre y del Maestro. Esto quiere decir que el 5 de mayo el pago es normal.


Como se recordará, en 1862 tuvo lugar la batalla de Puebla entre los ejércitos de México, al mando de Ignacio Zaragoza, y francés, comandado por Charles Ferdinand Latrille.


El enfrentamiento tuvo lugar en el cerro de Loreto, en cuya cima se encontraba una capilla que fue acondicionada como fuerte para defender la ciudad de Puebla.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!