Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pleito interno en IEEC puede contaminar el proceso electoral 2024

“La lucha de poder que pareciera existe entre las y los consejeros del Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC) tiene que acabar, porque son el árbitro y, si contaminan el proceso electoral 2023-2024 con pleitos y discusiones internas, no garantizarán la certeza en los resultados a la ciudadanía”.


Así lo sentenció el representante del partido Movimiento Ciudadano (MOCI) ante el Consejo General del organismo, Pedro Estrada Córdova, y advirtió que todos podrían ser removidos si incurren en faltas graves, de acuerdo con la ley.


Estrada Córdova enfatizó que el órgano electoral local se ha caracterizado por el profesionalismo de sus integrantes, pero actualmente hay una falta de coordinación evidente en las sesiones.


Y dijo desconocer si es por cuestiones políticas o administrativas, pero “pareciera que existe una lucha de poder permanente que debe terminar, porque son el árbitro electoral y deben tener una actitud profesional, y no dar demasiada cabida a las emociones”.


Es necesario acabar con la confrontación y el forcejeo de las y los consejeros con la presidenta, Lirio Guadalupe Suárez Améndola, para que el IEEC pueda tomar las decisiones que mejor resultado le den a las y los campechanos, demandó.


También aclaró que la postura de MOCI será siempre a favor de las acciones que tiene que realizar el árbitro electoral para dar certeza en 2024 a la elección que se llevará a cabo.
“No tiene por qué haber uniformidad en los puntos de vista, pero es importante que no vaya más allá y respeten la parte profesional, porque un árbitro que se altera demasiado no ofrece un buen resultado en un partido”.


Por último, confió en que esta disputa interna no ponga en riesgo el proceso electoral en puerta, porque las y los consejeros estarían incurriendo en faltas graves.
Y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electoral (Legipe), en su artículo 102, establece la sanción en caso de que no cumplan las funciones para las que fueron designados, que son garantizar certeza, legalidad, imparcialidad y objetividad en una elección.


“Si ofrecen eso, tendremos un buen resultado, pero si se contamina con pleitos internos, vamos a tener problemas en la elección, pero estamos a tiempo de ir resolviendo ese tipo de situaciones”.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!