Tribuna Campeche

Diario Independiente

Encabeza nuncio Spiteriuna misa multitudinaria

Convoca a no olvidar las obras de Jesús en nuestras vidas y comunidades

“Es muy importante renovar siempre el recuerdo del amor del Señor para no olvidar las obras de misericordia que ha realizado por nosotros en nuestra vida personal, en nuestras familias y comunidades, lo cual es posible a través de la caridad cristiana”, convocó el representante del papa Francisco en México, el nuncio apostólico Joseph Spiteri, en la clausura del año eucarístico que se celebró en la ciudad de San Francisco de Campeche.
Más de seis mil personas, entre fieles, sacerdotes, diáconos permanentes, ministros de la comunión, adoradores nocturnos y de las capillas perpetuas, y monaguillos de los 13 Municipios de la entidad, acudieron a la capital para formar parte de las actividades de clausura.
Destacó la procesión de las tres sagradas imágenes del Cristo Negro Señor de San Román, la Virgen del Carmen, ambos patronos de la Diócesis de Campeche, y del Santísimo Sacramento, las cuales salieron de sus correspondientes santuarios ubicados en el barrio del mismo nombre, en Ciudad del Carmen y en la iglesia de Santa Lucía, respectivamente.
Durante el recorrido por las principales calles y avenidas de la capital, los presentes cantaron y alabaron a las sagradas imágenes, así como a nuestra Virgen de Guadalupe y Jesucristo, hasta llegar al punto de encuentro: el Foro Ah Kim Pech que lució completamente abarrotado.
Al oficiar la misa, Spiteri significó el Congreso Eucarístico bajo el lema “Adoradlo no en cuanto a niño Dios pues, sino bajo el signo del pan consagrado”, y en este ámbito llamó a vivir la caridad cristiana y a no olvidar que Jesús sigue ofreciendo su vida por nosotros con amor infinito lleno de misericordia.
El nuncio apostólico resaltó que la eucaristía es garantía de una vida nueva que empieza en la tierra y seguirá por toda la eternidad, es una vida que nos hace superar con capacidad cualquier dificultad, empezando con nuestras familias y comunidades parroquiales.
Y añadió que Cristo ofrece su ayuda a los débiles, sanación a los enfermos, y hay que celebrar la ofrenda de su vida; por eso pidió a los presentes preguntarse qué podemos ofrecer para ayudar al prójimo. Una manera de ayudar a Dios no es sólo escuchar su palabra, sino realizar hechos cada día, aunque parezcan pequeños, con la caridad cristiana que permite reunirnos para celebrar la eucaristía.
El obispo de la Diócesis de Campeche, José Francisco González González, agradeció la visita por vez primera a la entidad de Spiteri, donde su gente se caracteriza por su alegría y generosidad.
Por otro lado, enfatizó el camino recorrido durante este año en torno a Cristo eucaristía, pues la sagrada hostia en custodia de la Diócesis visitó todas las parroquias y comunidades de manera continua en postración y adoración a Jesús para seguir pidiéndole sus dones, sus bendiciones, y que nunca falte el pan de la vida en tiempos de tribulación.
Seguidamente, 313 niños y jóvenes de varias partes del Estado recibieron por primera vez la comunión eucarística, y acompañados de sus padrinos encendieron las velas blancas llamándolos a ser promotores de la unidad de la Iglesia Católica, y a la confesión de fe a la vida que Cristo les ofrece a través de este sacramento.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!