Tribuna Campeche

Diario Independiente

Toledo Jamit no tiene vergüenza.

 Afirma que ya se fueron los que hacían fraude electoral, pero reconoce que fue parte de ese sistema.

Armando Constantino Toledo Jamit, secretario de Gobierno de Campeche, admitió que perteneció al Partido Revolucionario Institucional (PRI), y en un derroche de falta de vergüenza o cinismo, afirmó: “Pero nunca fui político, sino funcionario público”.

Lo anterior, tras presumir que quienes manipulaban o hacían fraudes electorales hoy están fuera del poder, y recordarle que él fue parte de ese sistema.

Quien fuera grabado recibiendo fajos de dinero en una de las oficinas del Palacio de Gobierno, previo a las elecciones pasadas, argumentó que no fue candidato ni estuvo en alguna campaña, sino secretario de Desarrollo Rural.

Asimismo, aseguró que no se manda ningún mensaje equivocado con la próxima reunión de la gobernadora Layda Sansores con consejeros del órgano encargado de organizar las elecciones.

Y además, minimizó las acusaciones de confabulación para manipular elecciones que lanzó la exconsejera del IEEC, Lirio Suárez Améndola, aunque dijo que será la primera elección del Estado organizada por el Gobierno, luego rectificó que los órganos electorales lo realizan.

En este tenor, expresó que no habrá injerencia gubernamental.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!