Tribuna Campeche

Diario Independiente

Reforma “azota” a molineros

El presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Masa y la Tortilla, Ramón Ramos Várguez, indicó que el pasar del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) al llamado régimen de transición fiscal pone en riesgo el futuro de varios molinos de la entidad.

“Calculamos que por lo menos la mitad de las más de dos mil tortillerías que hay en el Estado, tendrán dificultades, pues ahora tendrán que pagar más impuestos y contratar contadores para evitar meterse en problemas fiscales”, explicó.

Afirmó que en la categoría de Repecos cada industrial paga bimestralmente 300 a 400 pesos de impuestos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Pero a partir de 2014 con las nuevas disposiciones, hay que meter computadoras e Internet a los negocios, personal que sepa manejarlas, y por lo menos un contador para que lleve a cabo los cálculos fiscales a pagar los impuestos”, explicó.

“Eso significa contratar más personal, pagar más salarios, prestaciones, un mayor gasto en energía eléctrica, y papelería, así como expedir facturas electrónicas, entre otros”, subrayó.

De tal modo, que ya no se pagarán los 300 ó 400 pesos bimestrales en impuestos, sino que los pagos podrían superar los seis mil pesos bimestrales más los aumentos constantes al gas y la energía eléctrica, expuso.

“La verdad el panorama se ve complicado, en las juntas que hemos tenido todos coinciden en que la mitad de los molinos que existen en el Estado podrían desaparecer tan solo en un año”, añadió.

Además, eso propiciará la informalidad y la instalación de “molinos clandestinos” con riesgos para quien consuma ese tipo de productos.

Recordó que las tortillerías son negocios cien por ciento familiares, “quienes las atienden son el padre, la madre y los hijos, otros contratan de dos a tres empleadas por algunos meses”.

“No quedará otro camino que aumentar el precio del kilo de tortilla y la masa en enero de 2014 para poder sufragar los gastos que vamos a tener”, acotó.