Inicio»Mundo»Funcionario propone vaquita para huelguistas de la Pino

Funcionario propone vaquita para huelguistas de la Pino

0
Compartidos
Google+

El delegado federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Ricardo Béjar Herrera, reconoció que la situación de los obreros huelguistas en la embotelladora Sidra Pino y Soldado de Chocolate es difícil y llevará más tiempo una solución a la huelga.

Afirmó que no hay forma de ayudar a los 117 obreros que están en paro de labores desde enero de 2011, porque todo lo que pertenecía a la embotelladora está viejo y oxidado.

En entrevista, dijo que la situación es muy complicada porque las máquinas, vehículos, muebles e inmuebles son viejos, chatarra, y no tienen demanda en subastas.

Recordó que en 2013 hubo tres ofertas en la ciudad de México pero nadie se interesó por los bienes de la citada embotelladora, por lo que no hubo oportunidad de juntar dinero para dividirlo entre los huelguistas.

Dijo que no se puede vender el edificio porque no está a nombre de Víctor Erosa Lizárraga, quien era el dueño de las dos embotelladoras, sino de otra persona y tampoco se puede negociar con las patentes de Soldado de Chocolate y Sidra Pino porque fueron traspasadas a otro particular, puntualizó.

“Mañosamente el propietario traspasó el edificio y las marcas para evitar la acción de la justicia en su contra por el abandono a 117 obreros”, aseguró.

Dijo que ahora se tiene que crear una “vaquita” para apoyar a los afectados. “Tal vez no sea lo justo, pero sí necesario para poner fin a la huelga”.

El 20 de enero de 2014 se cumplen tres años del inicio de la huelga de la embotelladora, recordó.

En octubre de 2010, los 117 miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Embotelladora Sidra Pino y Soldado de Chocolate fueron abandonados intempestivamente por los dueños de la empresa.

La Junta Federal de Conciliación avaló el paro de labores que inició el 20 de enero de 2011.

Noticia anterior

DETERMINARÁN FECHAS DE ELIMINATORIAS ESTATALES

Siguiente noticia

No habrá "reajustes" en los sindicalizados