Tribuna Campeche

Diario Independiente

Gasolinazos impiden llegar a 3% de inflación

Durante 2013, los precios de las gasolinas Magna, Premium y diesel registraron mensualmente incrementos de 11 centavos

MEXICO, DF.— Los incrementos mensuales en los precios de las gasolinas han impedido converger al objetivo de inflación que tiene el Banco de México (Banxico), que es de 3%, aseguró el titular del instituto central, Agustín Carstens.

Durante su ponencia en el Seminario de Perspectivas económicas 2014, el gobernador del Banco Central mexicano dijo que el desliz en los precios de los combustibles ha sido bastante alto «incluso tres veces más altos por arriba del objetivo de inflación».

La administración del ex presidente Felipe Calderón implementó la política de deslizamiento mensual en el precio de la gasolina, con el fin de disminuir el costo fiscal por subsidiar este combustible.

Durante 2013, los precios de las gasolinas Magna, Premium y diesel registraron mensualmente incrementos de 11 centavos.

Para este 2014, el aumento de la gasolina Magna será de nueve centavos, mientas que Premium y diesel se mantendrán en 11 centavos. Adicional a estos incrementos, los combustibles también tendrán una carga tributaria por el impuesto verde que se aprobó en la reforma hacendaria.

El jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que la inflación al cierre del año pasado se ubicó en 3.97%. Al respecto, el gobernador de Banxico dijo que aunque se trató de un brinco importante, se trata de un impacto transitorio.

Para este año prevé que la inflación se ubicará en 3.5%.

Durante su intervención, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, aseguró que «México sigue siendo un país de baja inflación», a pesar del impacto que tendrá la reforma hacendaria en los precios al consumidor.

El funcionario reconoció que los cambios estructurales generarán un repunte en la inflación.

Comentó que además hubo factores adicionales que contribuyen a este incremento como el alza en la tarifa del Metro en el Distrito Federal, sin embargo, insistió en que «México sigue siendo un país de baja inflación y con expectativas de seguir por el mismo rumbo».