Inicio»Mundo»Elba Esther Gordillo, un año en prisión y sin el poder que por años ostentó en SNTE

Elba Esther Gordillo, un año en prisión y sin el poder que por años ostentó en SNTE

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.— Sin el poder que ostentó por años, sin padrinazgo político y sin amigos, Elba Esther Gordillo cumplió ayer un año en prisión, acusada de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y defraudación fiscal.

La otrora poderosa exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fue aprehendida el 26 de febrero en el aeropuerto internacional de la ciudad de Toluca, Estado de México, la tierra natal del Presidente Enrique Peña Nieto, cuando se disponía a viajar a Guadalajara, Jalisco, donde iba a presidir un encuentro sindical.

En ese entonces, la asidua clienta de tiendas exclusivas como Channel, Prada, Escada, Louis Vuitton, Hermés, Cartier, St. John y Diane Von Fürstenberg, organizaba presuntamente la resistencia sindical contra la reforma educativa impulsada por el Gobierno peñista.

Gordillo ya no pudo seguir. El aparato gubernamental del que formó parte y que la protegió, sobre todo en los últimos dos gobiernos panistas, la dobló.

La cúpula magisterial que la había acompañado en todo momento la dejó sola, e incluso el nuevo líder de la SNTE, Juan Díaz de la Torre, dio su aval incondicional a la reforma educativa, supuestamente obligado por las circunstancias que antecedieron a su nombramiento.

Hasta ahora, ningún líder magisterial o integrante de la dirigencia nacional que antes le rendían pleitesía ha pisado la cárcel de Tepepan para visitar a la mujer que dirigió los destinos del sindicato durante 24 años.

Pero no solo los maestros le dieron la espalda, también su familia. Según se sabe, sus hijos y nietos la visitan de manera esporádica en el penal de Tepepan, donde las autoridades le han concedido ciertos privilegios.

Por ejemplo, en su habitación del Aislado 2 del Hospital General Torre Médica Tepepan la exlideresa del SNTE dispone de una cama especial de posiciones múltiples, además del puntual suministro de sus medicamentos, según dio cuenta el diario Reforma el pasado domingo 23.

 

Consentida

La maestra también cuenta con una regadera privada, viste con ropa deportiva de diversos colores y zapatos de marca, unos flats de Salvatore Ferragamo.

Pero aun con esos lujos, la estancia en prisión no la tiene contenta. Elba Esther Gordillo —a quien la revista Forbes incluyó en diciembre pasado en la lista de los 10 mexicanos más corruptos, junto con Carlos Romero Deschamps, Raúl Salinas de Gortari y Genaro García Luna, entre otros— está decidida a demostrar su inocencia, y este mismo año espera conseguir la libertad.

“Nuestro objetivo es que la maestra Gordillo quede liberada en este año, hemos hecho un trabajo jurídico en donde todas las pruebas que se han presentado tienden a desvirtuar una a una las acusaciones”, afirmó este miércoles su abogado Marco Antonio del Toro.

“Las acusaciones pendientes no representarían ninguna posibilidad de que esto se fuera a otro año en términos lógicos desde un punto de vista jurídico. Los cargos no tienen mayor grado de dificultad técnica, realmente las acusaciones son notoriamente infundadas”, subrayó el litigante en una entrevista que concedió a Radio Fórmula.

La exlideresa del SNTE, apuntó, “está absolutamente convencida de que en los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero son algo tan lejano a su conducta que le ha causado mucho daño que le imputaran esos delitos, pero está muy optimista”.

Y confió en que algunas de las propiedades que le fueron aseguradas le sean devueltas una vez que concluya el proceso penal.

Según la Procuraduría General de la República (PGR), los procesos que se le siguen es por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Noticia anterior

Demandan por lesiones a consejero nacional del PAN

Siguiente noticia

Convocan marcha para pedir la liberación del ‘El Chapo’