Tribuna Campeche

Diario Independiente

Debaten ampliar sesiones de Congreso de la Unión

Pretenden que el segundo periodo ordinario inicie el primero de febrero y finalice el 30 de junio

MÉXICO, DF.— En el interior de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias de la Cámara de Diputados debaten dos iniciativas que buscan aumentar hasta en 61 días los periodos ordinarios de sesiones en el Congreso de la Unión.

La intención es ampliar el segundo periodo ordinario de sesiones para que inicie el 1 de febrero y finalice hasta el 30 de junio. Actualmente, la Cámara de Diputados y el Senado de la República sesionan por espacio de 195 días divididos en dos periodos ordinarios.

El primero inicia el primero de septiembre y finaliza el 15 de diciembre, y el segundo arranca el primero de febrero y concluye el 30 de abril. Sin embargo, de los 365 días del año los legisladores tienen de receso 170 días.

De avanzar la propuesta, sesionarían 256 días y solamente tendrían de receso 109 días, es decir, los dos meses de julio y agosto y los 15 días del fin de año.

Para el integrante de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias de la Cámara de Diputados, el panista Rubén Camarillo, esta propuesta es viable para que el Congreso de la Unión ya no legisle con una camisa de fuerza.

Ejemplificó que el periodo ordinario de sesiones de febrero a abril es muy corto y aumentándolo se ayudaría a desahogar muchos pendientes; incluso, comentó que los lapsos actualmente establecidos respondían a lo complicado que era para los legisladores trasladarse de sus estados a la capital del país.

Sin embargo, las comunicaciones han avanzado mucho y ya no es necesario que haya tantos meses de receso.

“Los periodos de sesiones se justificaban en el pasado por las distancias que tenían que recorrer los representantes populares desde cada uno de los estados hacia la capital. Pero hoy con las comunicaciones modernas y todo lo que tenemos francamente no se justifican los famosos periodos de sesiones. El Congreso debería estar sesionando de manera permanente”, comentó el legislador panista.

Como se encuentran actualmente, los periodos meten en camisa de fuerza al Congreso porque se tienen fechas fatales por el término del periodo como lo marca la Constitución, argumentó.

“Esto actúa como una camisa de fuerza que le resta flexibilidad, productividad y eficiencia al Congreso mexicano, yo creo que debería de considerarse seriamente cambiar la lógica actual de los periodos de sesiones”, dijo.

 

LOS MIÉRCOLES

Los diputados federales panistas Martín Alonso Heredia y José Alfredo Botello propusieron extender el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión para que comience el 15 de agosto y concluya el 31 de diciembre, y el segundo periodo para que empiece el 15 de enero y termine el 15 de mayo.

Además de esta propuesta, también sugieren añadir a los miércoles en los días de sesión ordinaria.