Tribuna Campeche

Diario Independiente

Obligación del Estado erradicar la discriminación a mujeres: magistrada

Que desigualdad de género no es de estatus jurídico sino de diferencias sociales

MÉXICO, DF.— La magistrada electoral María del Carmen Alanis Figueroa, señaló que es obligación del Estado erradicar la violencia de género, así como cualquier forma de discriminación hacia las mujeres, y remover los obstáculos.

Al dictar la conferencia “Jurisprudencia sobre sufragio femenino e igualdad de género como derecho humano”, la integrante de la Sala Superior del Tribunal Electoral federal, subrayó que la desigualdad de género no proviene de un estatus jurídico, sino de diferencias sociales.

Expuso que ello ha llevado a Congresos y organismos internacionales, como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés), a instrumentar acciones afirmativas para revertirla.

Señaló que la igualdad es una responsabilidad compartida entre mujeres y hombres, porque es un asunto relacionado con el ejercicio pleno de los derechos y su tutela, por lo cual los tribunales y cortes deben realizar una interpretación de la ley que realmente la materialice.

Dijo que asegurar el acceso a la justicia en materia electoral y juzgar con perspectiva de género, permiten restituir los derechos político electorales violados, además de contribuir a lograr la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en espacios de toma de decisiones.

En ese sentido, refirió que muchos países han implementado medidas de carácter especial, como las cuotas de género, para garantizar la presencia de las mujeres en los parlamentos.

Alanís Figueroa resaltó que el año pasado fueron establecidas dichas cuotas en 30 países, en los que se alcanzó una presencia femenina de casi 28 por ciento en las curules.