Inicio»Internacional»La cuarentena por el ébola sume a Liberia en el caos

La cuarentena por el ébola sume a Liberia en el caos

0
Compartidos
Google+

DÁKAR.– Las extraordinarias medidas que están imponiendo los países afectados por la epidemia de ébola que ya se ha cobrado mil 350 víctimas mortales están generando los primeros problemas de seguridad ciudadana.

Ayer, las calles de Monrovia, la capital de Liberia, fueron el escenario de enfrentamientos cuando decenas de ciudadanos de West Point, barrio en torno al cual se ha decretado una cuarentena sanitaria, comenzaron a arrojar piedras a la policía, que respondió con gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. Al menos cuatro personas resultaron heridas, según AFP.

Los vecinos estaban muy enfadados porque se encontraron, por la mañana, todos los accesos bloqueados con barricadas levantadas por la policía con muebles y alambres de espino, lo que les impedía ir a trabajar o a comprar al mercado.

“Simplemente nos lo encontramos esta mañana. Salimos y no podíamos ir a ninguna parte”, dijo Alpha Barry, de 45 años. “No tengo comida y estamos asustados”, añadió este guineano residente en Liberia, padre de cuatro hijos.

Este barrio, uno de los más populares y humildes de la capital liberiana, con unos 75 mil habitantes, ya fue el escenario el pasado fin de semana de un ataque a un centro provisional de aislamiento protagonizado por residentes que se oponían a la presencia de enfermos de ébola en la zona.

 

ESCAPAN ENFERMOS

En dicho ataque se escapó una veintena de enfermos que, según las autoridades liberianas, ya han sido localizados y vueltos a aislar. La Presidenta liberiana Ellen Johnson-Sirleaf decretó un toque de queda nocturno, entre las 21:00 y las 6:00 horas, para evitar nuevos incidentes. Además, se ha ordenado el cierre de todos los centros y establecimientos de ocio del país.

“No hemos sido capaces de controlar la propagación del virus debido a la resistencia por parte de los ciudadanos, a las prácticas culturales en los entierros”, aseguró Johnson-Sirleaf.

Noticia anterior

Madre e hijo sobreviven tras chocar VW dos veces

Siguiente noticia

El inframundo carcelario

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *