Inicio»Mundo»Destruye Odile BCS

Destruye Odile BCS

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.— El huracán Odile dejó una estela de destrucción a su paso por el Estado de Baja California Sur. La magnitud de los daños fue tal que la Secretaría de Gobernación declaró a la entidad como zona de desastre.

Aunque la mañana de ayer el meteoro se degradó de categoría cuatro a dos, y más tarde a uno, sus efectos fueron devastadores: casas derruidas, comercios dañados, vidrios rotos, autos volcados, marquesinas en el piso… y saqueos a comercios.

Los hoteles no se libraron: vestíbulos y fachadas sufrieron afectaciones. Por ejemplo, las ventanas del Hotel Westin estallaron en pedazos, y el Hilton sufrió daños cuantiosos.

En un hotel cercano a San José del Cabo, los huéspedes tuvieron que moverse de un refugio improvisado a la zona de almacenamiento del sótano después de que estallaran las ventanas.

“Se trata de todo el corredor” entre San José del Cabo y el Cabo San Lucas, dijo Deneb Poli, paramédico del Meliá Cabo Real.

Pero no es todo: No hay energía eléctrica ni líneas telefónicas.

“Hay partes de hoteles totalmente colapsadas… hay muchos daños”, dijo Poli.

Y, aprovechando el caos que provocó el huracán, centenares de pobladores saquearon pequeños comercios y supermercados, por lo que más de dos mil militares fueron desplegados para impedir las “rapiñas”.

“Llevo agua para los niños y comida para el bebé, uno nunca sabe lo que puede traer mañana”, dijo Osvaldo López, de 41 años.

Otros saqueadores abarrotaron sus camionetas con electrodomésticos, como televisiones y ventiladores, pero también con bebidas alcohólicas.

“Llévate todas las botellas y el papel (higiénico) también”, gritó un padre a su hijo pequeño durante uno de los saqueos.

Odile, que llegó a alcanzar la categoría 4 y después se degradó a 1, se desplazaba sobre la Península de Baja California con vientos constantes de 175 Km/h. El ojo del huracán estuvo 60 kilómetros al oeste de La Paz y se movía en dirección a norte a 26 Km/h. A media mañana de ayer había dejado de llover y el viento había disminuido.

Tribuna de Los Cabos reportó heridos por los cristales rotos y un conato de incendio en el resort Cascadas, en la playa de Médano, del que no se tienen más detalles.

Las autoridades mexicanas evacuaron las zonas costeras y prepararon refugios para hasta 30 mil personas.

“Nos va a pegar, no arriesguen su vida”, alertó Marcos Covarrubias, gobernador de Baja California Sur.

Y el centro de huracanes de EU advirtió sobre posibles inundaciones en la costa y lluvia de entre 12 y 25 centímetros, con precipitaciones aisladas de hasta 38 centímetros.

Luego de que al menos 22 vuelos fueron cancelados, algunos turistas acamparon en el Aeropuerto Internacional de Los Cabos esperando salir antes de la tormenta, pero las instalaciones suspendieron todas sus operaciones al final de la tarde.

Las autoridades emitieron una alerta por huracán desde Punta Abreojos a Loreto, y se declaró alerta máxima en las zonas en el camino de Odile o cerca, y se cerraron los puertos de Baja California.

 

INSTALAN PUENTE AÉREO

Cerca de 30 mil turistas –26 mil extranjeros y el resto mexicanos– se  encuentran totalmente varados e incomunicados desde hace 20 horas.

Por la noche, el Gobierno de la República informó que a través de las secretarías de Gobernación,  Defensa Nacional, Marina, Turismo y Comunicaciones y Transportes, se había establecido un puente aéreo para evacuar a los turistas.

En un comunicado, señaló que con aviones de las Fuerzas Armadas y de líneas aéreas comerciales, de manera gratuita trasladarán a diversos puntos a los visitantes nacionales y extranjeros afectados, desde los aeropuertos de Los Cabos y La Paz.

En la mañana, el Consejo Estatal de Protección Civil presentó una evaluación parcial en la que reportó daños considerables en la infraestructura carretera, telefónica y eléctrica.

Por separado, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que la zona más afectada por el impacto de Odile fue el municipio de Los Cabos.

Y subrayó que hasta el momento no se tienen reportes de algún deceso.

“Hasta el momento no tenemos una sola víctima que haya perdido la vida. Hay personas que están siendo atendidas por el desprendimiento de plafones, vidrios rotos o crisis emocional”, aseguró.

Puente detalló que después de que la Conagua y el SMN informaron de la presencia del huracán, inmediatamente se hicieron las alertamientos y se activó el Comité de Emergencia.

Esto, dijo, “permitió activar inmediatamente los albergues donde se trasladó la gente e instrumentar los hoteles como refugios temporales”.

Según Puente, el Sector Salud –específicamente el IMSS, Issste y Secretaría de Salubridad– informó que se ha atendido hasta el momento a 135 personas.

Por otro lado, se instalaron 164 albergues, y 30 hoteles que funcionaron como refugios para los turistas.

Sostuvo que alrededor de 3 mil personas se encuentran refugiadas en el municipio de Los Cabos, además de que se han desplegado cientos de elementos federales para ayudar a la población que así lo requiera.

Los puertos y playas de Baja California fueron cerrados, y los festejos patrios y las clases en escuelas fueron suspendidos.

Noticia anterior

Checo Pérez confía en ser rápido en Singapur

Siguiente noticia

Jerome Champagne hace oficial candidatura para dirigir la FIFA

68 Comentarios