Inicio»Mundo»Reforma energética marca segundo año de Gobierno

Reforma energética marca segundo año de Gobierno

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.— Uno de los eventos más importantes que marcaron el segundo año de la actual administración fue la puesta en marcha de la reforma energética, que abrió a la iniciativa privada sin ningún tipo de restricción las industrias petrolera y eléctrica.

Tras permanecer bajo la tutela del Gobierno Federal y operando como monopolios de Estado por casi 76 años, el 11 de agosto quedó sellado el rumbo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ahora tendrán que ceder espacios y competir con empresas privadas, nacionales y foráneas.

Sin embargo, este mismo año se presentaron dos eventos que ya influyen sobre los resultados esperados de la reforma en el corto, mediano y largo plazo. Se trata de la acelerada caída de la producción nacional de crudo y el desplome de los precios a causa de la guerra por el control del mercado internacional de hidrocarburos.

Prácticamente un año, desde agosto del 2013 cuando se presentó la iniciativa, le llevó a esta administración concretar la reforma del sector. Dos meses más tomó la publicación de los reglamentos de la legislación secundaria, con los cuales se pretende dar certeza jurídica al sector.

 

MEJORA ECONOMÍA

En el resumen ejecutivo de la reforma, el Gobierno Federal se planteó mejorar la economía de las familias, bajando los costos de los recibos de la luz y el gas, así como aumentar la inversión y los empleos con la llegada de capital privado.

Los objetivos de la nueva política de hidrocarburos se centraron en lograr tasas de restitución de reservas probadas de petróleo y gas superior al 100%; incrementar la producción de petróleo crudo de 2.5 millones de barriles diarios actualmente, a 3 millones en 2018 y 3.5 millones en 2025.

En el caso del gas natural, la producción aumentaría de cinco mil 700 millones de pies cúbicos diarios a ocho mil millones en 2018 y 10 mil 400 millones en 2025.

Según los expertos, con esta reforma se generarán más de medio millón de empleos en este sexenio y unos 2.5 millones de empleos hacia el 2025, al abrir el paso a oportunidades potenciales de negocios en materia de distribución, almacenamiento, petroquímica, gas y electricidad.

Hasta ahora y luego de que el Gobierno Federal decidiera ofertar los yacimientos o campos de petróleo bajo el esquema de licitaciones, en la figura de las llamadas Ronda Cero y Uno, se abrió el apetito de los probables inversionistas.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, considera que hacia 2020 la inversión extranjera directa será el doble respecto a la actual, de tal forma que si ahora el promedio es de 20 mil millones de dólares, el potencial es por lo menos de 40 mil millones.

Noticia anterior

Elabora artesanías de coco

Siguiente noticia

Difícil saldar adeudos en lo que resta del sexenio