Tribuna Campeche

Diario Independiente

Maratón en Lima para salvar cumbre mundial

Nadie sabe cuándo acabarán negociaciones sobre cambio climático

El acuerdo global para enfrentar el calentamiento global que tienen que firmar los 196 países presentes en la 20ª Conferencia de las Partes (COP) de la convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático no acaba de llegar. La tensión se mantuvo ayer sábado en la sede de la cumbre de Lima, aunque tenía previsto cerrar sus puertas el viernes. Nadie se atreve a augurar cuándo acabarán las negociaciones.

Los mediadores tratan de consensuar un texto que estipule cómo serán los compromisos para luchar contra el cambio climático que está dispuesto a asumir cada país. El entendimiento de las partes no es fácil, pero el reto es mayúsculo: la temperatura media del planeta ha aumentado 0.8 grados desde la época preindustrial y los científicos aseguran que si se supera la barrera de los dos grados, los efectos serán devastadores.

El documento que se debate desde ayer en la madrugada como posible texto definitivo de la cumbre no convence a la mayoría de los países, obligados a ceder en algunas de sus aspiraciones, pero son los menos desarrollados los que hasta ahora se niegan a aceptarlo. Éstos exigen, entre otros detalles, que el texto obligue a los países ricos a financiar a través de ayudas económicas a los más pobres para enfrentarse a los daños ocasionados por los efectos adversos del cambio climático.

Varios líderes mundiales han tratado de desatascar las negociaciones.