Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pensiones adecuadas, tarea para el Infonavit

La contribución obligatoria del patrón es 5%

MÉXICO, DF.— El Infonavit tiene la tarea “urgente” de fortalecer su participación en el sistema de pensiones para hacerlo más sólido, ante el reto que enfrente el país de que sus ciudadanos tengan pensiones adecuadas, considera la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con los Estudios de Políticas Urbanas de la OCDE, “México, transformando la política urbana y el financiamiento de la vivienda”, el organismo de vivienda no puede resolver estos problemas por sí mismo, pero está bien posicionado para mejorar las perspectivas de ingreso de los trabajadores durante su jubilación.

El documento de la OCDE que dirige José Ángel Gurría, añade que el instituto tiene ya una relación establecida con los trabajadores formales a través del 5 por ciento de contribución obligatoria del patrón, la cual se mantiene en cuentas individuales y se puede utilizar para financiar diversas soluciones de vivienda y para complementar los ingresos de las pensiones.

El estudio recuerda que en 1992, se añadió la función de ahorro para el retiro al mandato del Infonavit (la principal hipotecaria del país), actividad que durante un largo periodo se mantuvo como secundaria, pero en los últimos años se le dio mayor relevancia.

“En la actualidad esta es una tarea especialmente urgente ya que México se enfrenta a un gran desafío de largo plazo para asegurar a sus ciudadanos tengan un ingreso adecuado para su jubilación”, indica.

 

REFORMA

En el Senado de la República se encuentra, para su aprobación, una reforma a la seguridad social, que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, la cual implicaría una realineación significativa en las funciones del Infonavit.

Dicha reforma considera, entre otros aspectos, que el actual 5 por ciento de contribución del empleador a la cuenta individual de vivienda de los trabajadores que maneja el Infonavit se divida en dos subcuentas.

La primera, una cuenta de vivienda, que seguirá funcionando como en el sistema actual, pero en lugar del 5 por ciento se destinará 2 por ciento de esa aportación, mientras que el restante 3% se dirigirá a una nueva cuenta mixta.