Tribuna Campeche

Diario Independiente

Chocan policías y maestros

Heridos, gas lacrimógeno y cierre de vías fue el saldo

VILLAHERMOSA,— Tres enfrentamientos entre maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con policías locales y federales por el cierre de carreteras en Tabasco en protesta por la reforma educativa dejaron al menos cinco heridos.

El más violento ocurrió en la carretera federal Villahermosa-Puerto de Frontera, a la altura del poblado Santa Cruz, a 80 kilómetros de esta capital, cuando antimotines estatales y policías federales se enfrentaron a golpes con decenas de maestros para replegarlos de la citada vía que fue bloqueada desde la seis de la mañana.

De acuerdo con testigos, los profesores no quisieron liberar la carretera ante la petición de la policía, por lo que se suscitó el enfrentamiento.

Los maestros utilizaron palos y piedras para defenderse y los policías macanas, escudos y gases lacrimógenos.

Otro enfrentamiento sucedió en el kilómetros 15 de la carretera federal Villahermosa-Macuspana, en la caseta de cobro, cerca del poblado Dos Montes, cuando otro grupo de antimotines replegó a los docentes con gases lacrimógenos para desbloquear esa importante vía que comunica al sureste del país.

Aquí no hubo lesionados, pero sí empujones, manotazos, patadas e insultos.

El tercer choque ocurrió en la carretera Villahermosa-Escárcega, a la altura del poblado Chablé del municipio de Emiliano Zapata.

De acuerdo con los manifestantes, varios de ellos resultaron lesionados por el uso de gases lacrimógenos que llegó hasta comercios y casas particulares, afectando a personas ajenas a la protesta.

Los maestros radicalizaron su protesta con la quema de llantas en esa vía.

También fue cerrada la carretera federal Cárdenas-Coatzacoalcos, a la altura de Villa La Venta, donde hasta las 11 horas no se habían reportado incidentes.

 

LIBERAN BANCOS

En Guerrero, maestros de una de las dos fracciones de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), tomaron por espacio de tres horas las instituciones bancarias de Bancomer, Banamex y Santander, ubicados en la plaza “Primer Congreso de Anáhuac”, de esta capital, en demanda a la derogación de la reforma educativa, la liberación de presos políticos y la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos.

En el paro de labores de 24 horas decretado por la CNTE, fue secundado no solo por trabajadores de la Ceteg, sino también por mil 800 maestros de la Sección XVIII del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg) y unos mil 500 maestros del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (Sutcobach), también por la mismas demandas de no a la reforma educativa, libertad a presos políticos y presentación con vida de los 43 normalistas.

Cerca de 11 mil escuelas de nivel básico de Michoacán no hubo clases por el paro de 24 horas del magisterio en contra de la aplicación de la reforma educativa, por lo que poco más de un millón de alumnos se vieron afectados.

Como parte de sus movilizaciones, los maestros y normalistas bloquearon las carreteras Siglo XXI, de Occidente y todos los accesos al puerto de Lázaro Cárdenas.

Al no asistir a su centro de trabajo, se les descontará el día a los maestros que dejaron sin clases a los alumnos, advirtió el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

En Oaxaca, maestros de la CNTE advirtieron la no liberación de la carretera México-Oaxaca. Luego de que dialogaron uno de los comandantes al frente del operativo de la Policía Federal con maestros de la Sección 22, el magisterio fue tajante y dijo que por el momento no liberarán la vía federal.

Luego de más de tres horas, la carretera permanece tomada por los maestros.

 

ARRIBAN A LA SEP

Luego de marchar desde el Ángel de la Independencia, integrantes de la CNTE arribaron a los alrededores de la sede de la SEP.

Según informó la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, los manifestantes arribaron a República de Brasil, entre las calles de República de Cuba y Belisario Domínguez.

La dependencia detalló vía Twitter, que por la movilización se cerró da la circulación justo en República de Brasil.

Los maestros y organizaciones civiles que salieron a marchar para manifestarse en contra de la reforma educativa lo hacen de manera pacífica.

De acuerdo con Seguridad Pública, a la manifestación se sumaron un aproximado de 600 personas que atienden al paro de 24 horas al que convoca la CNTE.