Tribuna Campeche

Diario Independiente

Conductor de BMW saldría libre: abogado

Estudios clínicos arrojan resultados negativos respecto al consumo de drogas y alcohol

MÉXICO.- Eduardo Gómez Chávez, abogado del conductor de BMW que se impactó sobre Reforma y causó la muerte de cuatro personas, menciona que “ni iba en estado de ebriedad y dio negativo a drogas”.

“El mismo día 31 de los hechos a las 10 de la noche le extraen muestras biológicas, sangre y orina, donde justificamos y claramente dice, drogas como son cocaína, mariguana, anfetaminas, negativas… No venía bajo el influjo de ninguna droga, alcohol. Lo justificamos porque nos dan un resultado de alcohol y de glucosa y de signos vitales normales”, mencionó en una entrevista radiofónica el abogado.

Aseguró que las imágenes en que se observa a su defendido somnoliento fue porque presentaba un traumatismo craneoencefálico grave, “por eso lo veían dormido, por eso veían que se agarraba la cabeza”.

Señaló que el pasado viernes Salomón Villuendas se encontraba más restablecido, pero “llora, se empieza a desesperar por tratar de recordar la situación. Él dice que no alcanza a visualizar que fue lo que pasó”.

Sobre la negativa a dejarse tomar las pruebas de sangre, aclaró:

“No hay mejor prueba que la del examen médico… (Villuendas) no se negó a que le sacaran sangre y orina. El defensor de oficio fue el que no aceptó que se le hiciera la prueba porque estaba en estado de inconciencia, pero con el debido proceso o sin el debido proceso, sí se le extrajeron muestras de sangre y orina”, mencionó en entrevista radiofónica.

Confió en la contundencia de las pruebas de laboratorio en favor de su defendido, “con esto yo ya puedo pronosticar que va a haber una sentencia dónde no va a haber ni estado de ebriedad, ni efecto de droga”.

Aseguró que bajo este marco, Carlos Salomón Villuendas tendrá que esperar a la sentencia, que dijo, “es una libertad, no hay de otra, es una libertad porque si no hay estado de ebriedad, que es lo que sanciona la ley, no hay el aliento de ebriedad o el estado etílico”.

Fuente: J.E. / Excelsior