Inicio»Mundo»“¿Pagarías por verla?”: padres de joven desaparecida reciben mensajes

“¿Pagarías por verla?”: padres de joven desaparecida reciben mensajes

2
Compartidos
Google+

Puebla.- Claudia Carolina Romero Acatécatl, de 15 años, trabaja de niñera en una zona exclusiva de Angelópolis donde desapareció el sábado 16 de septiembre.

Sus padres recibieron un par de mensajes de amenazas preguntándoles si “pagarían por verla”.

La madre de Claudia, Lucía Acatécatl, dijo que el principal sospechoso de la desaparición de su hija es su exnovio Pedro “N”,  que vive en San Martín Texmelucan.

También reveló que días antes recibieron mensajes a través del Facebook de una de las hermanas de Claudia en el que le dijeron que “no pueden hacer nada” y que si “pagarían por verla”.

“Recibí un mensaje de la hermana de su exnovio (Pedro “N”). No me dice exactamente si la tiene pero me dicen que “no pueden hacer nada, que esa es su decisión” y me confunde porque luego me dicen que “¿si lo pagaría?” como por verla, yo lo quiero entender es como si fuera un secuestro”.

Pedro, de 19 años, cuenta con antecedentes de violencia pero había obtenido permiso para visitar a la joven en su casa.

“Sí era un poco violento, lo reconozco, sí era violento, pero ya había hablado con él para que cambiará porque si no ya no iba a querer que estuviera con mi hija, pero pasó” dijo la madre.

Claudia era niñera de tiempo completo por 50 pesos diarios en la zona habitacional para la clase alta “Concepción de la Luz”.

El día de su desaparición, la joven salió de su casa en la colonia El Molinito, cerca de las 15:30 horas para ir a cobrar el sueldo de una semana, pero los guardias de la entrada no la dejaron pasar por ser menor de edad, a pesar de que llevaba trabajando ahí un tiempo.

La familia de la joven, de escasos recursos, salió a su búsqueda al ver que no regresaba. Acudieron al fraccionamiento y en la caseta de vigilancia les informó que Claudia habló con teléfono con su jefa quien le dijo que no tenía dinero para pagarle porque no había ido al banco.

Acudieron a la Procuraduría General de Justicia para denunciar su desaparición pero les pidieron regresar al día siguiente con fotografías y datos para abrir el caso. Pero no emitieron la Alerta Ámber y perdieron tiempo vital para la investigación.

Los padres denunciaron que los empleados les dijeron “que seguro estaba con el novio” y no los atendieron.

 

Fuente: SE

Noticia anterior

Cría de borregos se afianza en municipio

Siguiente noticia

Le hacen meme y su madre la defiende a golpes