Inicio»Mundo»Jóvenes estudiantes de cine fueron asesinados y disueltos en ácido

Jóvenes estudiantes de cine fueron asesinados y disueltos en ácido

0
Compartidos
Google+

 

Guadalajara.- De acuerdo con los indicios recabados tras catear 15 fincas y por las declaraciones de dos personas detenidas, la Fiscalía de Jalisco asumió que los tres estudiantes de cine, desaparecidos desde el 19 de marzo, fueron asesinados y disueltos en ácido.

La jefa de investigación de la Fiscalía, Liz Torres, reconoció que no hay pruebas genéticas que puedan corroborar que los cuerpos de los tres estudiantes fueron disueltos en ácido en una casa cateada la semana pasada en Tonalá, pero insistió en que los indicios recabados llevan a esa conclusión.

EL móvil de la desaparición de Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Francisco García Ávalos y Jesús Daniel Díaz García presuntamente es relacionado con la tía de Aceves Gastélum, Edna “N”, quien está presa y acusada de lenocinio, y es vinculada a integrantes del Cártel Nueva Plaza. La Fiscalía informó que los detenidos Omar “N” y Gerardo “N”, vinculados a proceso desde el 22 de abril, declararon ser integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación y estar encargados de vigilar la finca donde desde el 18 de marzo los tres estudiantes de cine y otros de sus compañeros hicieron filmaciones para una tarea.

Los detenidos declararon que vigilaban esa finca por ser propiedad de Diego Gabriel Mejía, integrante del Cártel Nueva Plaza que fue arrestado en 2015 junto con otras cinco personas.

“Sin saberlo, los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo vigilado por una célula delictiva del CJNG, contraria al Cártel Nueva Plaza” al que pertenece Diego Gabriel Mejía y que es liderada por un sujeto apodado El Cholo.

De acuerdo con los detenidos, otro grupo del CJNG interceptó a los jóvenes en el Nuevo Periférico y los llevó a una finca donde comenzaron a golpear a Javier Salomón Aceves Gastélum para sacarle información de la organización delictiva vinculada a su tía.

Según la dependencia, el joven murió a causa de los golpes y para no dejar testigos, sus dos compañeros también fueron asesinados. En esa casa la dependencia encontró restos de sangre cuyo ADN correspondía al de Jesús Daniel Díaz García. Igual encontraron dos camionetas utilizadas para privar de la libertar a los jóvenes, armas, identificaciones apócrifas de la PGR y unas esposas con ADN de Marco Francisco García Ávalos.

La Fiscalía señaló que después de asesinar a los jóvenes, sus captores llevaron los cuerpos a la finca de la calle Amapola 450, donde supuestamente los deshicieron en ácido.

En esa casa se encontraron 46 bridones de 56 litros con ácido sulfúrico y material orgánico, del que es imposible extraer ADN. La Fiscalía estatal indicó que se presume que fueron disueltos los cuerpos de más personas.

 

Fuente: EU

Noticia anterior

Ganó la ciudadanía: PRI-PVEM-Panal

Siguiente noticia

Lo hirió en el miembro por difundir un video íntimo