Inicio»Mundo»Toman las autodefensas Ayuntamiento de Penhaló

Toman las autodefensas Ayuntamiento de Penhaló

0
Compartidos
Google+

CHIAPAS (Apro).— Ante la mirada de elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional (GN), miles de indígenas de diversas comunidades bajaron de las montañas y junto a pobladores de la cabecera municipal tomaron la plaza y la sede del Ayuntamiento Municipal de Penalhó, Chiapas, desde donde dijeron no permitirán más el regreso de los Herrera ni el ingreso al pueblo de la alcaldesa y su esposo, el edil electo.

Sin armas, sin el uniforme característico, encapuchados, con machetes o palos en manos, este martes indígenas tsotsiles y tseltales, muchos de ellos miembros de las autodefensas de “El Machete”, llegaron desde la madrugada para quemar las casas de quienes ellos consideran forman parte o tienen vínculos con la familia los Herrera y el “narco ayuntamiento”, como le llaman.

Los pobladores se dirigieron a las casas de Austreberto Herrera y sus hijos, Dayli de los Santos y Rubén Estanislao, las cuales fueron vandalizadas y quemadas. De igual forma procedieron contra otras casas de hombres civiles y policías municipales, que señalan tiene vínculos con Los Herrera, a quienes acusan de asesinatos y desapariciones forzadas.

Anteayer, alrededor de 14 personas fueron capturadas por los pobladores y mantienen retenidos, a quienes acusan de ser “cómplices” del clan de Los Herrera.

Ante la multitud, los miembros del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional se tuvieron que replegar una vez más para evitar un choque con la población civil.

Este es el segundo día en que pobladores de las comunidades tomaron la cabecera municipal a donde no podían bajar a protestar desde hace muchos años, debido a que los Herrera y su grupo civil armado los intimidaban y los amenazaban para que no exigieran obra pública ni rendición de cuentas a sus autoridades municipales.

Ayer los pobladores indígenas se rebelaron en contra de los ladinos que controlaban el pueblo.

Noticia anterior

Rutas aéreas de cárteles, en la mira de la Armada

Siguiente noticia

Segundo bronce