Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pro-choice activists hold up green handkerchiefs, which symbolize Argentina's abortion rights movement, as they rally to legalize abortion outside Congress in Buenos Aires, Argentina, Tuesday, May 28, 2019. Lawmakers said they would introduce a bill to legalize abortion for pregnancies up to 14 weeks. (AP Photo/Marcos Brindicci)

Despenalizan el aborto en Colombia

Da click para más información

La Corte Constitucional del país decidió, con cinco votos a favor y cuatro en contra, retirar el aborto como delito en el código penal, siempre y cuando el embarazo sea interrumpido a no más de la semana 24.

Esto significa un avance histórico y coloca al país colombiano a la cabeza de América Latina en cuestión de derechos sexuales y reproductivos; sin embargo, no es el final de este camino de lucha para los grupos feministas, pues buscan eliminar el delito en todos los casos.

En otros países como Argentina, también lograron la interrupción del embarazo, pero sólo hasta las 14 de semanas.

La Corte informó de la decisión por medio de un comunicado, en donde exhortaron al congreso y al gobierno a legislar y garantizar que la orden se cumpla en el menor tiempo posible.

Entre los años 2006 y 2019 si el embarazo no era resultado de una violación, no se presentaba malformación del feto o no representaba un riesgo para la salud física y mental de la mujer, era considerado delito, por ello más de 5 mil 700 mujeres tuvieron que enfrentarse a la justicia.

Además, el código penal apuntaba le delito en dos direcciones, la primera hacia la mujer que abortaba y la segunda hacia el ejecutor del aborto, lo que generó miedo en las instituciones para practicar interrupciones a las embarazadas.

La lucha ha defendido a lo largo de estos años que el delito no protege la vida en ningún caso, ni mucho menos frena los abortos, sino que, por el contrario, la criminalización apartaba a las mujeres del sistema de salud para buscar métodos peligrosos o clínicas ilegales que sólo ponen en riesgo su vida.

Hoy, se considerará delito únicamente si la interrupción se realiza después de la semana 24 de gestación.

Fuente: El País