Tribuna Campeche

Diario Independiente

Revocación y reformas, riesgo para calificación

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Si bien el grado de inversión que mantiene México no peligra a corto plazo, los cambios al marco jurídico del sector eléctrico y la erosión de organismos autónomos son factores que podrían pesar en decisiones futuras de las calificadoras, advirtió UBS.

En análisis, el banco suizo destacó que, con la reforma al sector eléctrico, se cambia el campo de juego para inversionistas privados, modificaciones que se espera sean votadas en el Congreso después de la consulta sobre la revocación de mandato que se realizará este 10 de abril.

“La erosión de las instituciones autónomas como el INE [Instituto Nacional Electoral] y los cambios en las reglas del sector eléctrico que modifican el campo de juego para inversionistas privados podrían influir en futuras decisiones de calificación”, consideró UBS.

“Probablemente no a corto plazo, por la estabilidad fiscal de México y al aumento relativamente modesto de su relación deuda/PIB en la pandemia”.

El documento, titulado México: se avecinan importantes decisiones legales y políticas, firmado por el economista en jefe para América Latina de la firma, Rafael de la Fuente, puso en evidencia que el mes actual marca el comienzo de un periodo político que podría resultar fundamental para las aspiraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador y para el mercado.

Los cuatro acontecimientos clave que se avecinan son el referéndum revocatorio del 10 de abril, la discusión y eventual votación de la iniciativa de reforma eléctrica en el Legislativo, la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la constitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica, y la presentación de la propuesta de reforma política de López Obrador.

Sobre la consulta de revocación de mandato, los expertos señalaron que aunque es poco probable que los resultados del referéndum sean vinculantes, es casi seguro que el Mandatario recibirá un apoyo abrumador.

Lo anterior puede energizar la base política, tanto de AMLO como de su partido, Morena, antes de las seis elecciones para gobernadores que habrá en junio de este año y, lo que es más importante, en el periodo previo a las presidenciales de 2024, advirtió.