Inicio»App»Están en la congeladora 81 iniciativas sobre agua

Están en la congeladora 81 iniciativas sobre agua

0
Compartidos
Google+

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Pese a la crisis por la falta de agua en varios Estados, el Congreso de la Unión ha sido omiso para corregir los problemas de suministro. De 2018 a la fecha, diputados y senadores han propuesto 81 iniciativas en la materia… pero todas permanecen en la congeladora.

En la Cámara Alta se presentaron 10 propuestas durante la 64 Legislatura y otras nueve en lo que va de la 65. Una de las últimas es la de la senadora Gloria Sánchez Hernández (Morena), quien el pasado 27 de abril presentó el proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Aguas, que abroga la Ley de Aguas Nacionales.

La legisladora planteó expedir un nuevo ordenamiento jurídico “que proteja y promueva el derecho humano al agua y al saneamiento”; también establece la participación de los tres órdenes de Gobierno y la   ciudadana en  la materia.

“Tiene por objeto garantizar que la prestación de los servicios de agua y saneamiento sea disponible, de calidad, accesible, (…) aceptable y sin discriminación”, dice el proyecto.

Por su parte, en San Lázaro se quedaron atoradas 42 iniciativas en la 64 Legislatura, mientras que en la 65 se han puesto sobre la mesa 20 propuestas más.

NINGUNA HA SUBIDO AL PLENO

En septiembre de 2021, el diputado petista Jesús Fernando García  planteó reformar la Ley de Aguas Nacionales, “con el propósito de que las autoridades desarrollen estrategias encaminadas a prevenir y reducir los efectos de la sequía”.

En su exposición de motivos, el legislador advirtió que la falta de lluvia en México se ha visto agudizada en los años recientes, “donde la insuficiencia de agua para la satisfacción de las diversas necesidades del ser humano y el equilibrio del medioambiente tiene como saldo negativo daños severos y de enorme cuantía económica en las actividades productivas del sector primario, así como otros efectos nocivos en el suministro oportuno” del  recurso a los asentamientos urbanos y rurales.

El déficit de agua generado por dicho fenómeno, se afirma en el proyecto, afecta en mayor proporción al noroeste, norte y occidente mexicano; en tanto que 50 de las 210 presas principales del país —que almacenan 92% del total del recurso hídrico— han estado a menos de 20% de su capacidad de almacenamiento.

El diputado de Morena, Marco Antonio Pérez Garibay presentó, también en septiembre de 2021, una iniciativa para establecer que los recursos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) “no podrán ser inferiores a los del ejercicio presupuestario anterior”, lo que permitirá destinar más dinero al cuidado del agua.

La diputada panista Gerardina Campuzano ha propuesto “establecer el derecho de toda persona, y con especial atención a la población marginada y menos favorecida social y económicamente, al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”, mientras que la bancada de Movimiento Ciudadano planteó “establecer programas especiales para la investigación y desarrollo de tecnología en la captación y almacenamiento de agua en zonas agrícolas”.

A la Cámara de Diputados incluso han llegado dos reformas que ya fueron aprobadas por los congresos de Chihuahua y Nuevo León, dos de las entidades más afectadas por la falta de agua.

Noticia anterior

Secuelas Covid, pesadilla sin fin

Siguiente noticia

Apuñala a mujer y huye