Tribuna Campeche

Diario Independiente

Crédito muy caro Interés promedio de los préstamos alcanzó 44.27%

Da click para más información

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El aumento en la tasa del Banco de México (Banxico) ya impactó a la mayoría de los productos de la banca comercial, de forma que el crédito personal y para el sector productivo muestran el mayor encarecimiento, según datos de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Al cierre de agosto, el interés promedio de los préstamos personales alcanzó 44.27 por ciento, un alza de 2.46 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2021, mientras que el crédito a grandes empresas se ubicó en 8.4 por ciento, avanzando 1.94 puntos, y para pequeñas y medianas empresas (Pymes) es de 13.05 por ciento, un alza de 1.86 puntos, de acuerdo con las instituciones financieras.

En tanto, las tarjetas de crédito se ubican en un promedio de tasa de interés de 34.1 por ciento, con un incremento de 0.69 por ciento respecto a agosto de 2021; de acuerdo con el perfil del cliente y el tipo de tarjeta, los intereses pueden ser mucho más elevados.

Ante ello, es factible que se presente un freno en la actividad productiva ante un mayor encarecimiento del crédito, dijo el director del programa de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), Jorge Sánchez.

Sin embargo, es probable que las empresas aprovechen que el financiamiento no refleja el impacto total de la política restrictiva del Banco de México.

“El efecto en el aumento en tasas no es inmediato. Seguramente la demanda de crédito a este segmento va a ir bajando en algún momento, no se puede saber cuándo”, explicó Sánchez.

“Tal vez todavía están aprovechando las tasas de hoy para no pagar las tasas del futuro, que serán más altas. Pero sin duda, puede venir un freno a la actividad económica que impacta en las solicitudes de crédito”.

MENOR DEMANDA

De acuerdo con un estudio de BBVA sobre el comportamiento del crédito, el saldo vigente de la cartera a empresas continuó contrayéndose al cierre de agosto, al registrar una caída en términos reales de 13.2 por ciento.

En cuanto a la composición por monedas, BBVA explicó que el crédito vigente a empresas en moneda nacional, equivalente a 79.3 por ciento del saldo vigente total, bajó 3.5 por ciento, mientras que para los saldos en moneda extranjera la disminución fue de 22.8 por ciento.

“La tercera ola de contagios de Covid-19 llegó a su punto más alto durante agosto, potencialmente generando una contracción de la demanda por financiamiento ante los menores flujos de ingreso esperados por parte de las empresas, ya sea por algunas restricciones en términos de operación de las mismas, o por la cautela de los consumidores ante el alza en los datos de contagios y muertes durante el mes”, explicó BBVA.

Dicho efecto negativo de la pandemia impacta a los sectores dependientes del consumo privado, como es el caso del comercio, así como también a algunas manufacturas, dijo.