Tribuna Campeche

Diario Independiente

Madre ocultó por meses cadáver de su hija; metió sus restos en mesa de madera

Un lamentable caso que sucedió en Argentina tiene al mundo conmocionado. Una madre, identificada como Vanesa Mansilla, de 27 años, tenía a su hija ya fallecida en una caja de madera y tapada con cemento, la cual usaba como mesita de noche.

El pasado 29 de noviembre, los familiares de la niña presentaron una denuncia ante la fiscalía después de que Vanesa Mansilla confesara que la menor de 5 años estaba muerta en su casa.

La denuncia derivó en un allanamiento de rutina. No obstante, la sorpresa para los oficiales de la Delegación Departamental de Investigación (DDI) vino después de que encontraron que el cuerpo de la menor estaba dentro de la mesa de madera.

Investigadores del caso informaron que el pasado 1 de diciembre salieron los resultados de la autopsia de la menor, identificada como Milagros Nazareth Martín.

Según señalaron los forenses, la niña había muerto por una infección respiratoria, la cual surgió por enfermedades que ya tenía con anterioridad.

El diario argentino ‘Clarín’ conoció que el caso se abrió debido a la insistencia de las tías por saber sobre el paradero de la niña.

Pues “la última vez que vieron a la nena fue el 30 de julio, para el cumpleaños de uno de sus hermanitos. Vanesa le dijo a su familia que Milagros no estaba en su casa porque se había ido con el padre. Una mentira que destapó una maniobra espantosa”, informó el medio anteriormente mencionado.

Vanesa Mansilla fue detenida bajo el delito de homicidio culposo, ya que el fiscal Daniel Cangelosi, y quien está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI), consideró que la madre no tuvo intención de asesinar a la menor.

¿Qué pasó?

De acuerdo con las declaraciones que una fuente cercana a la investigación hizo al diario ‘Télam’, cuando la niña murió, la mujer se asustó y colocó el cuerpo en la mesa de noche.

“Dijo que todo pasó luego de bañar a sus hijos. Se fue a dormir una siesta y al despertar fue a ver a la niña y ya había fallecido. Dijo que tenía mocos en la nariz y baba en la boca”, explicó un investigador.

Y agregó: “Era una nena que nació prematura, que padecía múltiples enfermedades preexistentes y tenía una traqueotomía y una sonda nasogástrica (…) Hasta el momento no hay registro de que hayan existido denuncias previas por violencia de género”.

Por lo pronto, las autoridades están desarrollando a fondo la investigación, la madre está detenida y los otros dos hijos de Mansilla quedaron bajo la custodia de su abuela materna.

Fuente: El Universal