Tribuna Campeche

Diario Independiente

No para el huachicol

Da click para más información

HAY 2 PUNTOS DE VENTA POR GASOLINERÍA

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El huachicol —gasolina robada mezclada con otros hidrocarburos— no para. A la fecha, los puntos de venta de estos compuestos superan en 2.3 veces a todo el parque de gasolinerías instaladas legalmente, mientras el huachicol fiscal vuelve a tener presencia en aduanas del norte del país.

Respecto al número de tomas clandestinas reportadas por Pemex en los primeros siete meses del año, la cifra llegó a 7 mil 612, es decir, un alza de 19.5% contra el mismo periodo de 2021.

Propietarios de estaciones de servicio, quienes pidieron el anonimato por razones de seguridad, denunciaron que la venta de combustibles robados a Petróleos Mexicanos (Pemex) mediante tomas clandestinas “quita valor a negocios formales”. “Se estima que en el mercado del diésel esos puntos de venta ilegales controlan 20% de la comercialización”, afirmaron.

“Si bien el volumen de ventas de estos lugares, que se ubican a orillas de carreteras, en gasolinerías con permisos de autoconsumo o comercializadores que trabajan en la clandestinidad, no son comparables con lo que venden las gasolinerías, hay 30 mil puntos de venta ilegal, cuando en este momento el parque de centros de servicio con permiso vigente suma 13 mil 248”, dijo la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

De acuerdo con información de Pemex, de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, Defensa Nacional, Marina y del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el mayor número de puntos de venta informal o ilegal está en los corredores carreteros México-Veracruz, México-Tuxpan, México-Querétaro, México-Puebla, México-San Luis Potosí-Coahuila-Monterrey-Laredo.

También en carreteras de Sinaloa, Tamaulipas, Hidalgo, Guanajuato y Estado de México.

Según los gasolineros, se dan casos donde los huachicoleros ofertan diésel robado a través de cuentas en WhatsApp que hacen circular entre traileros o transportistas de carga y pasaje, a precios que son entre tres y hasta seis pesos más baratos que las tarifas de venta en estaciones de servicio establecidas legalmente.

En el caso de las gasolinas robadas, su precio llega a ser hasta siete pesos más barata que en los puntos de venta legales.

 

SIGUEN PIQUETES

El comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Luis Guillermo Pineda Bernal, aseguró que “los piquetes siguen y el huachicol continúa creciendo”.

En su participación en la cumbre la semana pasada de la Onexpo en Puebla, el funcionario alertó que los puntos de autoconsumo de combustibles se han convertido en lugares de competencia desleal a las estaciones de servicio legalmente establecidos.

Por ejemplo, refirió el caso de algunas terminales de camiones con permiso de autoconsumo. “Sabemos que no sólo venden a los mismos camiones de las líneas de autobuses, sino que venden producto de manera ilegal e irregular”, afirmó.

Además, carecen de permisos de almacenamiento y no cumplen con las normas de seguridad de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), agregó.

Pineda Bernal recomendó iniciar la regulación de estos puntos de venta para tener el control y un universo real de cuánto son de autoconsumo.

 

ENGAÑO FISCAL

Empresarios de la Onexpo alertaron que tras la reanudación de permisos de importación de combustibles, “está repuntando el llamado huachicol fiscal”, a través del ingreso de producto, sobre todo de Estados Unidos, con pedimentos de importación de petrolíferos diferentes a gasolinas para no pagar impuestos.

“El huachicol es el principal competidor desleal del sector”, subrayaron. “Está creciendo tanto en la modalidad de ordeñas, de puntos de venta informal y en la modalidad de huachicol fiscal, sobre todo ahora que cabe otra vez el producto de importación. Vemos facturas posiblemente falsas de empresas serias con producto que no está cotizando en el mercado internacional, entonces no puede ser gasolina”, dijeron.

Recordaron que la anterior jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, calculó el daño del huachicol fiscal en 30% de las ventas de los gasolineros, equivalentes a 135 mil millones de ventas anuales de gasolinas y 60 mil millones de pesos en el caso del diésel.

En tanto, Pemex sigue padeciendo el saqueo o desaparición de empaquetados (envíos) completos de combustibles y hasta crudo que traslada por ductos.

La petrolera sufrió también la desaparición de 116 mil 339 barriles de crudo tipo Maya el 1 de octubre en el Oleoducto 24” Nuevo Teapa-Poza Rica-Madero, entre otros casos.