Tribuna Campeche

Diario Independiente

El Paso declara emergencia por la oleada de migrantes desde México

Da click para más información

DEBEN SER TRATADOS CON DIGNIDAD

WHASHINGTON, EU (Reuter).— El alcalde de la ciudad fronteriza texana de El Paso declaró el sábado el estado de emergencia, aludiendo a los cientos de migrantes que duermen en las calles soportando bajas temperaturas y a los miles que son detenidos cada día.

El alcalde, el demócrata Óscar Leeser, dijo que el estado de emergencia daría a las autoridades de la ciudad los recursos y la capacidad para albergar a los migrantes que han cruzado la frontera con México.

“Queremos asegurarnos de que la gente sea tratada con dignidad. Queremos asegurarnos de que todo el mundo está a salvo”, dijo Leeser a los periodistas.

La medida se anuncia en un momento en el que El Paso, un bastión demócrata con un historial de acogida de inmigrantes, ha tenido que lidiar en los últimos meses con decenas de miles de inmigrantes que cruzan la frontera con México.

La ciudad se prepara para un posible aumento de las llegadas de inmigrantes después de que un juez estadunidense ordenó el fin de las restricciones fronterizas de la era Covid, conocidas como Título 42, para el 21 de diciembre.

Bajo la presidencia del demócrata Joe Biden, que asumió el cargo en enero de 2021, se ha capturado a un número récord de migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México, lo que ha alentado las críticas de los opositores republicanos partidarios de políticas más duras.

Los agentes fronterizos estadunidenses han encontrado un promedio de más de 2 mil 400 migrantes al día en un tramo de 268 millas de la frontera conocido como el Sector de El Paso durante la última semana, según cifras publicadas por la ciudad, un aumento del 40% en comparación con octubre.

Mientras las autoridades trasladan a los migrantes de El Paso a otras ciudades estadunidenses, los albergues locales superan su capacidad y los migrantes duermen en la calle con temperaturas bajo cero.

Ante el aumento de las llegadas de migrantes a finales de agosto, la ciudad puso en marcha un programa de transporte en autobús que envió a casi 14 mil migrantes a Nueva York y Chicago, alegando que muchos venezolanos llegaban sin patrocinadores estadunidenses que financiaran su viaje lejos de la frontera.

La ciudad interrumpió el programa en octubre cuando el Gobierno de Biden comenzó a expulsar a los venezolanos de vuelta a México en virtud del Título 42, pero podría reiniciarlo si se vuelve a permitir a los venezolanos cruzar a El Paso.