Tribuna Campeche

Diario Independiente

Asesinadas tres mil 470 mujeres

Da click para más información

DOS MIL 592 CLASIFICADAS COMO HOMICIDIO DOLOSO Y SÓLO 878 TIPIFICADAS COMO FEMINICIDIO

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— En México, este 2022 han sido asesinadas tres mil 470 mujeres entre el uno de enero y el 30 de noviembre, cifra más alta que los tres mil 462 casos registrados en el mismo periodo de 2021, de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De ellas, dos mil 592 quedaron clasificadas como homicidio doloso y sólo 878 fueron tipificadas como feminicidio.

En este universo de crímenes contra las mujeres, el caso de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa ha sido emblemático porque puso al descubierto todas las fallas que existen en los procesos de investigación, que no se inician ni se corrigen a menos de que exista presión social; son cientos las mujeres asesinadas a quienes la justicia no les llega.

En el caso de Debanhi, durante más de ocho meses se realizaron tres dictámenes forenses, una exhumación, decenas de cateos, cientos de entrevistas a posibles testigos; se han revisado cientos de horas de video. Se dijo, al inicio, que la joven había caído accidentalmente a la cisterna donde fue hallada y luego que murió por asfixia mecánica.

Como miles de mujeres asesinadas en México, Debanhi ha sido revictimizada. Las investigaciones fueron iniciadas por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León y luego la Fiscalía General de la República (FGR) atrajo el caso ante la insistencia de sus padres y el clamor ciudadano que exige justicia al Estado y no juzgar cómo vestía ni dónde estaba la víctima.

Al final, las discrepancias en este caso precipitaron la renuncia del fiscal de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero.

Pese a todo, aún no está claro qué le sucedió a Debanhi, hasta hoy no hay un solo detenido. De acuerdo con la asociación Impunidad Cero, el delito de feminicidio en México tiene un grado de impunidad de 56.6 por ciento.

 

UNA MUERTE SIN RESOLVER

Debanhi, estudiante de Derecho de 18 años, fue vista por última vez la madrugada del nueve abril. Había salido con dos amigas a una fiesta y fue abandonada por un chofer de taxi de aplicación en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, en Escobedo.

De ese momento existe una fotografía, la última de la joven con vida la muestra sola en la noche. La imagen se hizo viral.

Durante 14 días se buscó a Debanhi, se formaron caravanas de voluntarios encabezadas por sus padres, Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, quienes todos los días iniciaban la búsqueda en la puerta del motel Nueva Castilla, cercano al punto donde la joven fue vista por última vez.

Debanhi es una de las 878 víctimas de feminicidio del país a quien se debe hacer justicia, al igual que a Yolanda, de Nuevo León; Victoria, de Querétaro; Rosa Isela, de Veracruz; Jalix, del Estado de México, y todas las tres mil 470 mujeres asesinadas.