Inicio»Municipios»Limpieza de huesos, una tradición mística

Limpieza de huesos, una tradición mística

0
Compartidos
Google+

Los usos y costumbres no se olvidan y tampoco se abandona la tradición que nos dejaron nuestros ancestros mayas, que inicia con la limpieza de los restos óseos en el cementerio general.

Julio Balam Uc, su esposa Bertha María Euán Rosado y su cuñada Rosa Balán Aké, sin miedo ni pena, llegaron a cambiar manteles y desempolvaron los restos de su suegro Alejandro Euán, quien falleció hace siete años.

Este rito es una actividad cotidiana, donde los muertos se arreglan y engalanan para llegar a la celebración del hanal pixán, pero para quienes son de otros lugares resulta fuera de lo común y macabro.

Mientras que a lo largo del país, quienes mantienen vivas las tradiciones arman sus altares en los que rinden culto a sus difuntos ofrendándoles lo que gozaban en vida.

Durante la preparación de los festejos al Día de Muertos, el cementerio local se convierte en punto de reunión de la población que ha heredado una práctica antigua.

La limpieza a conciencia del cráneo, los fémures, las costillas y el resto de los huesos que en vida fueron de familiares, se hace de manera natural y en compañía de vecinos y amigos.

Una vez relucientes, los restos se colocan de regreso en el osario del que fueron tomados, el cual fue limpiado y pintado previamente.

El eterno descanso necesita algo cómodo y limpio, por lo que entre los restos óseos y el contenedor se coloca un impecable paño fabricado especialmente para estas fechas.

El contacto con la muerte para la gente es algo tan incorporado, que para muchos es lo que más los distingue.

Noticia anterior

Leves encharcamientos deja torrencial lluvia

Siguiente noticia

Frente frío provocará lluvias y vientos