Inicio»Municipios»Aguas negras y residuales contaminan el afluente

Aguas negras y residuales contaminan el afluente

0
Compartidos
Google+

Mientras que las autoridades municipales no hagan algo para revertir la contaminación que afecta al Río Candelaria, el municipio estaría siendo condenado al fracaso, pues lo atractivo para detonar el desarrollo son las bellezas naturales que brinda el afluente, señaló Hernán Alberto Jiménez, líder social de esta región.

Indicó que es lamentable que Candelaria siendo un municipio que depende en gran manera de la actividad turística por el río, éste siga siendo contaminado con aguas negras y residuales que desembocan diariamente al cauce, lo que representan grave peligro para las especies acuáticas y consecuentemente para la sociedad que consume pescados.

Señaló que es inconcebible que las autoridades no hayan detectado este problema, cuando todos los drenajes que existen en la ciudad y que conectan a los desagües de fosas sépticas van a parar al río, sin ningún tratamiento, lo que no sólo pone en riesgo a las especies de fauna y flora acuática, sino también a la actividad turística del municipio.

 

QUE GESTIONEN AUTORIDADES

Alberto Jiménez consideró que existen otros municipios que no tienen este problema y ya cuentan con su planta tratadora de aguas residuales como es Escárcega, “por lo que es  inexplicable por qué nuestras autoridades no han destinado recursos para que se concrete la construcción de este tipo de planta”.

Con ello, el agua contaminada podría ser tratada y aunque se vertiera al río, pues no afectaría con contaminantes, por lo que es urgente que nuestras autoridades realicen las gestiones que sean necesarias para que se construya de manera urgente esta planta.

Si persiste apatía, es seguro que el Río Candelaria —que hasta hace unos años era considerado el más limpio del país—, pierda ese reconocimiento y más aún empiece a generar problemas de salud a la población y económicos por la cuestión del turismo, advirtió finalmente.

 

DESCIENDE NIVEL DEL RÍO

El nivel del Río Candelaria continúa en descenso, pues se ubicó ayer en los 5.41 metros sobre el nivel del mar, sin representar riesgos para la sociedad y se espera que siga con la misma tendencia, reveló la Dirección de Protección Civil Municipal.

Luego de haber alcanzado casi su escala de alerta, el cauce ha ido menguando en su nivel de manera paulatina, debido a que las lluvias dejaron de caer sobre esta región.

Protección Civil se dijo vigilante, pues hasta el 30 de noviembre concluirá oficialmente la temporada de lluvias y ciclones tropicales.

Noticia anterior

Pumas recibe al América en los cuartos de final

Siguiente noticia

Ferguson, ciudad fantasma

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *