Tribuna Campeche

Diario Independiente

Este año fue malo para indígenas locales: Pech

Aumenta migración por falta de oportunidades en las comunidades

El año que concluye fue malo para la mayoría de los indígenas del municipio, debido a que nos mantuvieron en el abandono, las obras fueron mínimas y los apoyos sólo se dieron a los amigos de funcionarios, afirmó Manuel Jesús Pech Keb, representante del Consejo Supremo Maya.

Es evidente que en este año, dijo, no fue atendido el problema de desempleo, lo que derivó a que muchas personas dejaran sus comunidades para trasladarse a las ciudades en busca de mejores oportunidades.

Hay muchos problemas en el campo, la producción fue mínima y fue otro año en que no se aprovecharon extensiones de tierras. Los indígenas siguieron esperando que se les hiciera justicia, pero eso no ocurrió, sino al contrario, el abandono fue más que evidente, indicó.

“Lamentamos la marginación en que estamos, no se han atendido con prontitud y responsabilidad los rezagos que mantienen las comunidades rurales; aunque no aseguramos que hubo desinterés, si nos preocupó el hecho de que fueron mínimas las obras y los apoyos a los ejidos.

“En el año que termina, los indígenas no tuvieron muchas oportunidades para aspirar al desarrollo. La producción fue mínima, quienes lograron sembrar no les fue tan bien como se esperaba, la mayoría apenas logró obtener para su autoconsumo y no aspiraron a comercializarlo, pues eso implicaba más problemas a sus familias.

“Ese abandono y la falta de oportunidades en las comunidades, derivó a que aumentara la emigración a las ciudades en busca de empleos que garanticen el sustento de sus familias, pues es evidente que el permanecer en los ejidos no representaba progreso alguno, dado que ni los programas de Gobierno llegaron a quienes en verdad lo requerían”, manifestó.

 

DESATIENDEN PROBLEMAS

Pech Keb mencionó que es fácil comprobar que las cosas no fueron buenas para los indígenas. Con visitar una población se constatará que hay mucho atraso y marginación, los principales problemas siguen sin atenderse oportunamente.

Finalmente, señaló que la situación no mejora; “todo apunta a que el 2015 será igual o peor, pues se trata de un año de elecciones, y por le regular, es el más malo para los ciudadanos porque escasea no sólo el dinero, sino las obras de interés social”.