Inicio»Municipios»Es Cuaresma tiempo propicio para reconciliarnos con Dios

Es Cuaresma tiempo propicio para reconciliarnos con Dios

0
Compartidos
Google+

El Miércoles de Ceniza es el inicio al camino a la Semana Santa, no es el día en que acaba el Carnaval, y da igual que el año sea bisiesto, porque se cuenta hacia atrás desde la misa de la Cena del Señor.

En la misa de este día se bendice y se impone la ceniza, hecha de los ramos de olivo o de otros árboles, bendecidos en el Domingo de Ramos del año precedente.

Expresó Engelberto Contreras Gómez, vicario de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Escárcega, quien señaló que la ceniza se obtiene de quemar los ramos bendecidos el Domingo de Ramos del año anterior.

La ceniza es un símbolo, el comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la liturgia del Miércoles de Ceniza.

No hay obligación para los católicos de imponerse la ceniza, pero sí de hacer ayuno y abstinencia según las normas generales y las particulares de cada diócesis.

El ayuno es obligado, al igual que el Viernes Santo, a los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de los límites también se puede. Consiste en hacer sólo una comida fuerte al día.

 

EN CHAMPOTÓN

Católicos inician el tiempo de Cuaresma con la imposición de la cruz de ceniza, entre oraciones, penitencia, ayuno y el compromiso del servicio al prójimo.

En cuarenta días el estilo de vida será austero y significativo con la cruz de ceniza. para ponerse en la mirada el Jesús quien camina hacia la muerte y su resurrección que es la Pascua del Señor.

El párroco Francisco Verdejo, dijo que en el mensaje explicó que el católico dispondrá de cuarenta días para volverse a Dios poniendo un alto de malas acciones para poner la mirada en el señor quien no ha dado la vida eterna.

Que por amor envió a su hijo para remedir el pecado, por eso ahora previo al tiempo de Pascua, se deben hacer actos de penitencia hacer las obras misericordiosas que agraden a Jesús, ofrecidas por las faltas que se han cometido en el pecado cuando lo ofenden, por eso por medio del sacramento de la confección se recibe la gracia.

 

EN PALIZADA

La Cuaresma es el tiempo propicio para la reconciliación con Dios y con nuestros hermanos, exhortó el párroco de la iglesia de San Joaquín, Lázaro Hernández Que, en su mensaje litúrgico con motivo de celebrar el Miércoles de ceniza.

El sacerdote, explicó que durante 40 días debemos alcanzar la conversión verdadera a través de acciones buenas y actitudes positivas hacia nuestros semejantes, pues eso es lo que quiere Dios.

El sacerdote convocó a la feligresía a que emprendan nuevas actitudes y acciones que ayuden a renovar las decisiones personales y sociales para enfrentar con éxito cualquier adversidad.

La Cruz de Ceniza significa conversión verdadera o nueva vida, es decir se trata del único camino que nos lleva al amor del creador, venciendo el odio con el amor, derrotando al egoísmo con la generosidad y construyendo la paz por encima de la violencia.

El padre Lázaro recomendó a los feligreses a retomar acciones durante la cuaresma tales como el perdón, la conversión y la reconciliación.

 

EN CANDELARIA

Con la imposición de ceniza en la frente, los fieles católicos iniciamos la Cuaresma que no es otra cosa que un tiempo de cuarenta días de penitencia, de ayuno y de buscar el perdón por nuestros pecados.

Señaló ayer por la mañana durante la misa del miércoles de ceniza el vicario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, Ángel Ricardo Vázquez Lugo.

Destacó que se debe dejar a un lado la hipocresía y al hacer limosna no sean como aquellos del tiempo de Jesús que hacía tocar trompetas para que todos vieran lo que estaban dando, sin embargo, el evangelio dice que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha.

Lo mismo que al hacer oración, porque Jesús mismo instruyó a sus discípulos que cuando fuera a hacerlo, ni fuera con aquellos que se paraban en las esquinas para ser vistos por la gente, de cierto que ya tienen su recompensa.

Sino —dijo— cuando ustedes hagan esto, entren en su aposento y cierren tras de sí la puerta y “tu padre que está en secreto te recompensará en público”.

También habló del ayuno, que en aquel tiempo realizaban y que muchos para que vieran que estaban realizando esa penitencia demudaban sus rostros, pero Dios desea que todo lo que hagamos, sea de corazón, abundó.

El vicario señaló que la imposición de cenizas enmarca el inicio de cuarenta días para la Semana Santa, y es un tiempo de penitencia en que debemos de analizar nuestras conciencias y buscar el arrepentimiento y perdón por nuestros pecados.

Todavía es tiempo de salvación, quizás no hemos sido los mejores hijos, o los mejores apóstoles del Señor, pero Él nos dice vuélvete.

Es decir que tenemos esperanza, vayamos al Señor con ayuno y lágrimas, porque él dice “dichosos los que lloran, porque serán consolados, pero no se refiere al que llora por cualquier cosa, sino aquellos que lloran por sus pecados con verdadero arrepentimiento, asentó.

 

EN XPUJIL

Decenas de fieles abarrotaron la parroquia a San Isidro Labrador para la imposición de la cruz de ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma.

 

Noticia anterior

Sin electricidad Centro y la Fátima

Siguiente noticia

Celebran XV aniversario de Aylín Xequé

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *