Inicio»Municipios»Personal de vectores logra destituir a su jefe

Personal de vectores logra destituir a su jefe

0
Compartidos
Google+

A raíz del suicidio de Roger Leonardo Keb España, trabajador de la Secretaría de Salud, del Departamento de Vectores, ayer trabajadores de esa área lograron destituir a su jefe de sector, Armando Uf Baeza.

Asimismo, obtuvieron mejores prestaciones laborales, pues quien se suicidó llevaba más de un mes en la comunidad El Mirador, Candelaria, sin poder acudir a su casa en la ciudad de Campeche.

En una reunión con el secretario estatal de Salud, Alfonso Cobos Toledo, personal de vectores o de dengue y paludismo, exigió también, sin conseguirlo, la destitución del jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2, César Delgado Cuéllar y del administrador, Roger Calderón, a quienes acusaron de azuzarlos, intimidarlos y “hacerles la vida imposible”.

Hay muchos problemas y necesidades en esta área, es más, el suicidio de nuestro compañero fue producto de ese abandono en que estamos, relataron los afectados, al ingresar a la reunión con las autoridades del sector salud, de la cual, se impidió el acceso a los medios de comunicación, por ser una junta “privada”.

 

BENEFICIOS

A partir del lunes otorgarán más combustible para las camionetas asignadas al combate del dengue y paludismo, vales de regreso por las comisiones largas de la que son objeto, pues viajan desde el lunes y deben retornar el viernes; actualización de los equipos dentro de las unidades, y dotarles desde triángulos hasta llantas de refacción.

Les prometieron equipos de seguridad para cumplir con su trabajo de nebulización, pues en los últimos meses varios de ellos han resultado intoxicados, ahora, hasta psicólogos se les proporcionará.

Les entregarán vales de regreso, porque algunos trabajan en comunidades cercanas a la frontera con Guatemala, en la región de Candelaria. La gasolina siempre ha estado limitada, indicaron.

Otro de los logros, fue el regreso a esta ciudad de dos trabajadores que han estado comisionados por nueve meses en Miguel Hidalgo, Candelaria, cuando solo debieron estar cinco. Lo mismo ocurrirá con otros dos que pertenecen a ese municipio.

De igual forma, exigieron la devolución de días económicos, permisos y vacaciones, que se suspendieron por la incidencia de dengue y paludismo en la zona fronteriza con Guatemala.

 

Noticia anterior

Víctima y victimarios

Siguiente noticia

Sin dinero para reparar baños