Tribuna Campeche

Diario Independiente

No sembrarán maíz en más de mil has.

Afecta atraso de apoyos en fertilizante y otros insumos

Más de mil hectáreas del municipio quedarán ociosas en este ciclo de siembra de maíz primavera-verano a consecuencia del atraso y la falta de apoyos en fertilizante, diesel, herbicida y semilla.

Pedro Jacinto Cahuich May,  Gonzalo Ac, Manuel Moo, Gumersindo Huchín y Juan Gualberto Huchín coincidieron en que la veda electoral influyó negativamente en las labores agrícolas debido a que los recursos no fluyeron en el tiempo esperado, para la preparación de los suelos previo a las lluvias.

Esto ha obligado que hombres del campo abandonen sus comunidades en busca del sustento de la familia.

Este año los apoyos de los tres niveles de Gobierno no llegaron en tiempo y forma para que los hombres del campo comiencen con las actividades, en tanto otros se endeudaron con  préstamos crediticios para trabajar las tierras.

La problemática se registró principalmente en los ejidos de Bécal y Dzitbalché, donde se cosecha el mayor número de hectáreas de maíz.

En Dzitbalché los campesinos  empezaron los trabajos con sus propios recursos, que obtuvieron mediante el empeño de alhajas o vendiendo sus animales de traspatio, aunque ahora faltan semillas, fertilizantes  y herbicidas, puntualizaron Manuel Caamal, Fernando Chi Chan, Pedro Marín y Benito Dzul.

Añadieron que la siembra en el Camino Real se ha atrasado porque la lluvia  no cae con normalidad. “Todos esperaban que inicien el dos de mayo, pero el clima ha cambiado y ya no es predecible”.

En años anteriores, en estas fechas  ya había sembradíos en crecimiento, apuntaron.

Emiliano Cohuó, Alfonso Maas Collí y Manuel Moo, ex comisarios ejidales de Calkiní, señalaron que este año incrementó en 20 por ciento el costo de producción de una hectárea de maíz.