Tribuna Campeche

Diario Independiente

Rastro, deteriorado y con anomalías: Lara

Que supervisen por ingreso de hato robado

Aunado a que el rastro municipal está deteriorado, introducen ganado presuntamente robado, pues a veces les falta un arete o un número y los documentos que presentan tablajeros son de dudosa procedencia.

Eso es solapado por el encargado del rastro, Maximino Priego Zetina, pero en estos momentos ya está haciendo que a ese ganado lo regresen, pero ahora culpa a los trabajadores.

El denunciante, presidente de tablajeros de cerdos, Rufino Lara Arroyo, dijo que el 85 por ciento del rastro está deteriorado.

No se ha dado mantenimiento a la paila para calentar el agua para la matanza de cerdos, los tubos que le pusieron a la manga de encierro no sirven, las láminas con la que cuenta la báscula, las tuvo que comprar un ganadero.

Desde que está Priego Zetina como encargado del rastro jamás ha sido supervisado, ni  siquiera llegan autoridades de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam).

Hay muchas anomalías y deficiencias, sobre todo insalubridad desde el manejo de los animales y carnes. Incluso, la paila de agua caliente para la limpieza de los cerdos no tenía quemadores, le pusieron unos usados.

Es conveniente que a Priego Zetina se le aplique una auditoría, para saber los ingresos y los egresos. Existe la amenaza de que quien denuncie algo se las va a ver con él, por eso está restringida la entrada de medios de comunicación.

Están descompuestas la paila y la peladora de cerdos. Priego Zetina puso a gente que nada tiene que ver en ese tipo de trabajo, de esto ya tienen rato.

Al rastro entra ganado presuntamente robado, debido a que a veces les falta un arete o bien un número. Además, supuestamente los papeles los extiende la Asociación Ganadera Local (AGL); es claro que hay irregularidades, pero Maximino Priego ha dado el permiso de la entrada de estos animales de 13:00 a 18:00 horas, él es el culpable y ahora culpa a los empleados.