Inicio»Municipios»Frontera sin vigilancia

Frontera sin vigilancia

0
Compartidos
Google+

La nula vigilancia policiaca y militar en la frontera entre Campeche y Yucatán, exactamente entre los poblados de Tankuché en el municipio campechano de Calkiní, y Sihó en el municipio yucateco de Halachó, permite el tráfico de especies marinas en veda y peligro de extinción, que son depredados en Isla Arena.

Matilde Chan Canul, comisario municipal de Tankuché, que dista a 35 kilómetros de la ciudad de Calkiní y a 20 kilómetros de la cabecera municipal de Halachó,  denunció el tráfico de especies marinas en veda y en peligro de extinción en todos los meses del año en la zona poniente ante la nula vigilancia en la frontera.

Añadió que 20 kilómetros de la carretera entre estas dos localidades se mantienen con baches y en sus orillas ha crecido la maleza, además las tres paredes que dividen las tierras están destrozadas.

La autoridad consideró necesario instalar un módulo policiaco en Tankuché, ya que por la depredación de especies marinas en Isla Arena se está acabando la fuente de empleo de pescadores que se dedican a la captura de pulpo, camarón y caracol.

 

Noticia anterior

Carmen, foco rojo del VIH

Siguiente noticia

Elabora pesebres desde hace 20 años