Inicio»Municipios»Quejas por tramo carretero

Quejas por tramo carretero

0
Compartidos
Google+

CHAMPOTÓN.— Muchos son los comentarios respecto a la carretera  Escárcega-Champotón, de la que se dice van a construir cuatro carriles y que por eso detuvieron los trabajos que se estaban desarrollando, dejando sin arreglar  desde el kilómetro 58 al 100.

Quienes comentan esto, Luis Cahuich Nah, Jorge Hernández Arévalo, Albert Manrique  Maldonado, Joel Huitz Martínez, Antonio  Uc Cárdenas, Guillermo Tapia Herrera, José Cárdenas Santiago, Daniel Puc Collí, entre otros, aseguran que muchos se han visto afectados por la grava suelta sobre la cinta asfáltica.

Manifestaron que los proyectos del Gobierno federal son buenos; esa va a ser una gran ventaja para quienes pagan peaje; pero que no por eso pueden dejar todo un tramo en las condiciones en que se encuentran los kilómetros  58, 61, 66 y 100.

“Toda esta zona es un verdadero peligro para los automovilistas, traileros, visitantes y peregrinos que llegan de  visita.

Recalcaron que está bien lo que pretende hacer el Gobierno Federal con la desviación sobre la ruta Escárcega-Champotón y viceversa, pues los automovilistas podrán escoger el camino que quieren tomar.

Pero lo más importante, recordaron, es que quiten la grava que dejaron ahí, en la carretera a medio construir.

 

RESTAURANTES, ALZA EN VENTAS

Por lo menos durante el periodo vacacional de la Semana Mayor los restauranteros de Champotón reportaron un incremento en sus ventas de hasta el 40 por ciento.

“Turistas nacionales y extranjeros demandaron la vasta variedad de platillos regionales, que van del tradicional pan de cazón hasta el popular pámpano en salsa verde”, explicó Abraham Aguilar León, gerente de conocido restaurante.

Este detalló que “el baluarte de la cocina campechana está en Champotón. Además nuestras especialidades, como el arroz a la “tumbao” y camarones al timón hacen que el paladar más exigente se marche satisfecho”.

Otros como Alina Aguilar Uribe, encargada de otro comercio del rubro, reveló que diversificar la oferta por las noches ha funcionado bastante bien.

“Creo que hay visitantes que buscan otras alternativas, como disfrutar de comidas que tengan la esencia de la gastronomía de aquí; todo en medio de un ambiente familiar”.

Ambos restauranteros coincidieron en que la calidad de los platos y en el servicio otorgado, son fundamentales para que el cliente se vaya contento y continúe su camino con un buen sabor de boca.

Noticia anterior

Detenido por violar orden de restricción

Siguiente noticia

Funciona sin registro la escuela de Morena