Inicio»Municipios»Residuos de glisofato en niños de 4 comunidades

Residuos de glisofato en niños de 4 comunidades

0
Compartidos
Google+

Álvaro Mena Fuente, investigador e integrante de la agrupación civil Ka Kuxtal Much Meyaj, destacó que recientes pruebas confirman la presencia de residuos de glifosato, usado en cultivos transgénicos, en niños de cuatro comunidades.

“Existen pruebas contundentes, como el estudio del doctor de apellido Rendón de la Universidad Autónoma de Campeche, de que hay presencia de glifosato en pequeños de Ich Ek, Crucero San Luis, San Francisco Suc Tuc y San Juan Bautista Sahcabchén”, señaló.

El glifosato está en el agua de los mantos freáticos del municipio, toda vez que es un producto que no se degrada y es arrastrado por las corrientes de agua.

En la Península de Yucatán todos los mantos freáticos están conectados y se deduce que están contaminados con el glifosato, añadió el investigador.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el glifosato es un producto probablemente cancerígeno, e indicó que los niños son vulnerables a contraer cáncer.

En ese sentido, se espera que la  Fase de Acuerdos previos de la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas sobre la Siembra de Soya Genéticamente Modificada en su segunda convocatoria, se realice en el marco de la ley y obedeciendo al dictamen de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta consulta representa el paso más importante para el desarrollo agrícola del municipio, y los pueblos deberán decidir en relación al medio ambiente y la salud, destacó.

DEBATE TENSO

En la asamblea de hoy se espera un debate tenso debido a que grupos de productores que avalan la siembra soya transgénica en la región, principalmente de Iturbide, anunciaron su participación.

Se opondrán a los representantes de las 37 comunidades participantes en esa consulta, quienes rechazan el uso de Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

Cabe mencionar que la reunión de hoy, de Acuerdos Previos, es la primera de cinco y estará a cargo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados, junto con la CDI.

Noticia anterior

Inicia operaciones Cabify en Mérida

Siguiente noticia

Ambulantes montan una verbena en Palacio Municipal

1 Comentario

  1. Luciano Pool Novelo
    1 julio, 2016 at 3:42 pm

    ¿Qué está primero? ¿los interés de MONSANTO o la salud de nuestros pueblos? El GLIFOSATO es un veneno que acompaña a la siembra de soya transgénica y envenena a la gente, es muy peligroso. Nuestras autoridades deben tener una consciencia social y humanitaria por encima de los interese económicos.