Inicio»Municipios»Deficiente, consulta indígena

Deficiente, consulta indígena

2
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.- La Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas sobre la Siembra de Soya Genéticamente Modificada en el municipio de Hopelchén, que se hizo el pasado fin de semana en las comunidades de Iturbide y Chencoh, ha sido deficiente e incompleta, opinó la investigadora de la Universidad Veracruzana, Nayeli Ramírez.

Según estableció la experta, por principio de cuentas la reunión no se efectuó en legua maya, que es el idioma que se habla en la región.

Al respecto, argumentó que brindar una información tan delicada a una población de origen indígena, debe de hacerse en el idioma de esta, por tanto las dependencias encargadas de realizar la consulta actuaron incorrectamente.

Además, opinó que los encargados de la fase informativa a los pueblos mayas, aplicaron tecnicismos en la materia, lo cual es una incongruencia.

Aclaró, aparte, que este referéndum no toca el tema de la desforestación y la presencia de los transgénicos en las comunidades, pues se sabe que en Hopelchén la llegada de este tipo de productos viene acompañada de la destrucción de árboles y flora.

Recalcó el hecho de que los responsables de comunicar a la gente los asuntos de las juntas abusan de términos científicos y técnicos para explicarse, “los mismos mayas no saben de qué les están hablando, como sucedió en Chencoh el pasado domingo. Y cuando les preguntan si hay preguntas o dudas, dicen que no, aunque no es así, y se prosigue con las sesiones”, acusó la estudiosa.

Expuso que los mismos científicos dijeron que el glifosato mata hierba y animales, estableciendo que no está en contra de los transgénicos, sino que no se brinda la información adecuada y oportuna a gente no sabe nada de eso.

“Las personas comen este tipo de alimentos todos los días, pero lo ignoran”, dijo, al tiempo que expresó que también el Gobierno en sus tres niveles tendría que informar mejor sobre estos géneros genética y químicamente modificados, ya que aunque no sean malos no trata otros asuntos, como por ejemplo cómo afecta al sector apícola.

Ahondó sobre lo anterior al indicar que en estas dos primeras consultas no se discutieron cuestiones importantes, como los recursos hídricos.

Concluyó señalando que estas reuniones pueden mejorar si las hacen completas y dinámicas, para que los asistentes pongan interés; de lo contrario se vuelven tediosas y los presentes se van desinteresados y desinformados.

Noticia anterior

Beneficiados más de 36 mil con “Ver Bien para Aprender Mejor”

Siguiente noticia

Pide ayuda para dar con timadores